junio 24, 2024

LodeHoyRD

Periodismo Independiente

Netanyahu aplaude la llegada a Israel de los primeros 13 rehenes, llego la tregua

Spread the love

ISRAEL.- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha aplaudido este viernes la llegada a Israel de los primeros 13 rehenes secuestrados por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en virtud del acuerdo de alto el fuego de cuatro días con el grupo islamista.

«Les hago hincapié a ustedes, las familias, y a ustedes, ciudadanos de Israel: estamos comprometidos con el regreso de todos nuestros secuestrados», ha indicado Netanyahu en un breve discurso grabado y publicado en la red social X.

De la misma forma, el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, ha asegurado en la citada red social que la liberación de los 13 rehenes es «un paso importante». «Haremos todo lo necesario para devolver a casa a todos los secuestrados», ha agregado

Otro de los integrantes del gabinete de emergencia de Israel, el líder opositor Benny Gantz, ha afirmado que el país está ahora «en un estado» de «emociones contradictorias»: desde la alegría y el dolor, pasando por la tristeza o la determinación.

Asimismo, el presidente israelí, Isaac Herzog, también se ha pronunciado y ha agradecido la labor de todas aquellas personas involucradas en las negociaciones con Hamás, incluyendo el Ejército israelí y los actores internacionales.

«Abrazo y felicito a quienes regresan a casa, así como a las familias de todos los secuestrados, y rezo por el regreso rápido y seguro de nuestros hijos e hijas que todavía están en manos del enemigo», ha sentenciado.

Los milicianos palestinos secuestraron el pasado 7 de octubre a más de 240 personas y hasta este viernes solo habían liberado a cuatro de los rehenes, todos ellos mujeres. La nueva entrega forma parte de un acuerdo de alto el fuego que en principio durará cuatro días y en el que Israel se ha comprometido a entregar en un inicio a 39 presos palestinos.

El pacto establece como objetivo la liberación de 50 rehenes retenidos en la Franja de Gaza a cambio de 150 presos palestinos, con una proporción de uno a tres que se ha mantenido en este primer canje. El Gobierno de Benjamin Netanyahu había avisado de que no completaría su parte hasta que no hubiesen salido los primeros secuestrados.