junio 24, 2024

LodeHoyRD

Periodismo Independiente

Está «prófuga» propietaria de apartamento donde se fumigó en Piantini, según el Ministerio Público

Spread the love

Está «prófuga«, la propietaria del apartamento en el sector Piantini donde se fumigó y cuyo producto utilizado envenenó a una familia el fin de semana.

La información está contenida en la solicitud de medida de coerción contra el francés Georges Antoine Thevenet.

El Ministerio Público (MP) imputa a Karina Baussan, dueña del apartamento 901, del piso 9, de la torre Da Silva 3, contratar a Thevenet «a sabiendas» que el imputado «no es un fumigador profesional».

El abogado  José Alexander Suero, quien dijo representar a Baussan, afirmó ayer que su cliente reside en Florida, pero que «ha estado colaborando con las autoridades».

Contactado hoy para que respondiera sobre lo que afirma el órgano persecutor,  Suero respondió a Diario Libre que «eso no fue lo que el Ministerio Público» le informó.  

«El Ministerio Público tenía una teoría y se la hicieron cambiar (…) Es una falta de respeto al propio fiscal investigador porque prácticamente le quitaron el expediente de la mano después que él había hecho la solicitud de medida de coerción, pues simplemente la transformaron», agregó el abogado de Baussan.

«480 cápsulas de fosfuro de aluminio» para fumigar el apartamento

La solicitud de coerción contra Thevenet afirma que para el trabajo de desinfección se utilizaron «cuatrocientas ochentas (480) cápsulas de fosfuro de aluminio bajo la marca Quickphos 56 ft 480 tabletas, que es un producto «altmente tóxico para los humanos».

Pide prisión porque posee doble nacionalidad

En el documento depositado casi al mediodía de hoy en la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, el MP afirma que solicita la prisión contra el francés porque este no posee arraigo en el país por poseer doble nacionalidad.

Óscar de León, abogado de Thevenet, dijo que este se nacionalizó dominicano. 

No se notificó a residentes de la torre

La fumigación del apartamento 901, del piso 9, de la torre Da Silva 3, se realizó el viernes a las 4:00 de la tarde, detalla la Fiscalía del Distrito Nacional (MP) después que la inquilina Andra Sofía Pimentel Cheda manifestara a Karina Baussan que el clóset de la habitación principal tenía carcoma. 

«Inició el proceso de fumigación (…) sin notificar a ningún otro de los residentes de la torre, en franca violación al Reglamento Técnico Ambiental para el manejo de plaguicidas y sus desechos», añade el documento de solicitud de medida de coerción a Georges Antoine Thevenet.

La consecuencias del químico «nocivo» las sufrieron la familia del piso 8, con la muerte de la joven Adelle Marie Ruiz León y su bebé de dos meses. El esposo de la joven fallecida , José Luis Acra González, y su otro hijo menor de edad de un año, permanecen debatiéndose entre la vida y la muerte.