VANDALISMO Y FRAUDE, RIESGOS DE SEGURIDAD DEL SECTOR RETAIL

Spread the love

Por Alejandro Quezada La Conciencia

La pandemia ha sido el punto de inflexión sobre la manera en que las empresas de retail han agilizado la gestión del negocio, sus procesos, la interacción con los consumidores y la entrega de productos. En el año 2021, según datos oficiales, las fiscalías a nivel nacional recibieron 23.307 denuncias de robo calificado (incluyendo centros comerciales y sus inmediaciones) mientras en el 2022 han sido 13.599.

“La seguridad se tiene que ocupar de identificar estas acciones que buscan beneficio o lucro económico de los delincuentes, a través del engaño del personal de almacén o a través de daños intencionados a las infraestructuras”, señala Juan Tomás Herrera, gerente de seguridad de Grupo EULEN República Dominicana.

Las campañas de sensibilización para respetar los espacios públicos y privados, el aumento del personal calificado que se ocupe de salvaguardar el bienestar integral, la incorporación de la tecnología como herramienta de valor que facilita el trabajo de los equipos de seguridad, son algunos de los elementos que sirven para mitigar el vandalismo.

“Es importante también que este personal tenga experiencia en este tipo de seguridad y que esté en constante formación y actualizado de lo que ocurre en este tipo de espacios comerciales”.

Las grandes cadenas o almacenes pueden ver deterioradas las mercancías, sufrir algún incendio, inundación, corte eléctrico, mala manipulación de empaques o infrecuencias en la gestión y rotación del stock, razón por la cual estos riesgos deben ser gestionados de manera constante y adecuada, es decir, cumpliendo cada una de las etapas que conforman el sistema de gestión de riesgos según las normas ISO, es decir, la definición de situaciones actuales, la fijación de objetivos, la estimación de plazos, la definición de recursos y personal, la evaluación de la productividad y la implementación de cambios.
“La gestión del riesgo en materia de seguridad es relevante en las grandes superficies por la cantidad de volumen de transacciones y dinero que pueden llegar a manejar sobre todo, en fechas específicas, donde los consumidores acuden en masa a realizar sus compras”.

Comentários no Facebook