Home / La República / Cañeros haitianos protestan por inminente expatriación de RD

Cañeros haitianos protestan por inminente expatriación de RD

Spread the love

SANTO DOMINGO.- Decenas de trabajadores azucareros de República Dominicana protestaron el jueves frente a la dirección de Migración para evitar la inminente expatriación a Haití de uno de sus miembros dominicanos, quien fue detenido por no portar documentos de identidad.

Stanley Cabrera, de 20 años, fue detenido el lunes junto a tres inmigrantes haitianos por una patrulla migratoria cerca de la zona azucarera de Palo Bonito, 160 kilómetros al oriente de la capital, y el jueves fue traslado al puesto fronterizo de Jimaní para su deportación a Haití.

Cabrera “no conoce a nadie en Haití, no tiene nada en Haití; él es dominicano”, dijo a The Associate Press Jesús Núñez, líder de la unión de trabajadores cañeros, compuesto en su mayoría por haitianos y dominicanos de ascendencia haitiana.

Núñez, el líder de los trabajadores cañeros, y la familia de Cabrera tenían previsto viajar el viernes a Jimaní para exigir la liberación del joven.

Explicó que Cabrera es hijo del dominicano Manuel Cabrera, también trabajador azucarero, y la dominicana de ascendencia haitiana Gloria Charles. Ambos padres portan los documentos que los certifican como ciudadanos de República Dominicana. Charles mostró la boleta de calificaciones que verifican que su hijo estudia en la escuela elemental del batey Campo Nuevo, a uno 170 kilómetros al oriente de la capital.

Ambiórix Rosario, vocero de la dirección de Migración, confirmó que Cabrera se encontraba el jueves en el puesto fronterizo de Jimaní para su eventual deportación.

Aseguró que Cabrera fue enviado al puesto fronterizo porque luego de revisar sus huellas digitales y las bases de datos, las autoridades no encontraron ningún registro de su existencia como dominicano o como extranjero residente en el país. La deportación de Cabrera fue cancelada para investigar su identidad, aclaró Rosario.

El gobierno dominicano reinició el 14 de agosto, tras una pausa de 18 meses, los operativos migratorios para detener y repatriar a los inmigrantes que carezcan de permiso de estadía en el país, en su mayoría haitianos.

Los operativos comenzaron luego de que el 17 de junio venció el plazo para que todos los extranjeros se inscribieran en un programa para regularizar su estatus.

De los 524.000 extranjeros que se estima viven sin residencia legal, sólo 288.500 se inscribieron en el programa y los demás deberán abandonar el país de manera voluntaria o serán deportados, según han advertido las autoridades.

Mientras que más de 66.000 se han ido de forma voluntaria a Haití, el gobierno ha deportados a poco más de 300, según estadísticas de la dirección de Migración.

Cuando se reiniciaron los operativos de migración, diversos organismos de derechos humanos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch advirtieron que miles de personas a quienes el gobierno les ha negado sus documentos de identidad por su ascendencia haitiana, como Cabrera, corrían el riesgo de ser expatriadas.

Los trabajadores cañeros también pidieron el jueves detener los operativos migratorios en los “bateyes”, como son conocidos los pueblos dentro de los cañaverales, ya que muchos de sus habitantes haitianos o dominicanos de ascendencia haitiana están en espera de que el gobierno les entregue sus documentos, como permisos de residencia o trabajo.

About hoy

Check Also

CODOBIO conmemora su 52 Aniversario depositando ofrenda floral en Altar de la Patria

Spread the love El Colegio Dominicano de Bioanalistas, (CODOBIO), junto a Pasadas Presidentes y Bioanalistas, …

Comentários no Facebook