Home / PLANETA ANIMAL / «Bestia loca», el mamífero más extraño jamás encontrado

«Bestia loca», el mamífero más extraño jamás encontrado

Spread the love

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto en Madagascar el fósil de mamífero completo más antiguo del hemisferio sur y es uno de los animales más raros que haya existido jamás, con un cuerpo desigual, extraños agujeros en el cráneo y dientes que parecen ser «del espacio exterior».

El fósil, cuyo hallazgo ha sido publicado en la revista científica ‘Nature’, es el esqueleto más antiguo, y único, casi completo de un grupo extinto de mamíferos conocidos como gondwanatherianos y que vivieron hace 66 millones de años en Gondwana, la mitad sur en la que se dividió el antiguo supercontinente Pangea.
Este extraño animal, apodado como ‘Adalatherium hui’ o ‘bestia loca’ por sus descubridores, convivía junto a los dinosaurios al noroeste de Madagascar, que ya en aquella época era una isla, después de haberse desprendido de África hace 88 millones de años, según relata David Krause, conservador principal de Paleontología de Vertebrados en el Museo de Naturaleza y Ciencia de Denver (Estados Unidos) y que ha dirigido la investigación, en declaraciones recogidas por Live Science.

Fósil casi intacto
Hasta la fecha, en la zona de Gondwana se habían encontrado muy pocos restos fósiles de animales, por lo que el descubrimiento de este ‘Adalatherium hui’ casi intacto es de vital importancia. Y como en muchas ocasiones, el hallazgo fue casi fortuito, ya que los paleontólogos estaban tratando de recoger un esqueleto de cocodrilo cercano. Los investigadores atribuyen la casi perfecta preservación del fósil a un flujo de lodo, que eran recurrentes en las estaciones en ese momento, que de repente enterró a la criatura. Esta ‘bestia loca’ probablemente parecía un tejón, pero no era como ningún mamífero de la actualidad.

«Probablemente, caminaba de una manera muy diferente a la de cualquier cosa que viviera en el pasado o que esté viviendo hoy en día»

‘Adalatherium hui’ medía unos 52 centímetros de longitud y pesaba poco más de tres kilos, pero todavía no estaba en su plenitud adulta, lo que hace pensar a los investigadores que podía haber sido más grande y pesado. Llama la atención la disposición de sus patas, con las traseras extendidas, como un cocodrilo, y con las delanteras pegadas al cuerpo, como un perro; algo que desconcierta a los científicos que se preguntan cómo era capaz de desplazarse. «Probablemente, caminaba de una manera muy diferente a la de cualquier cosa que viviera en el pasado o que esté viviendo hoy en día», señala Simone Hoffmann, anatomista del Instituto de Tecnología de Nueva York.

 

Esqueleto de Adalatherium hui. Foto: Triebold Paleontology.

El cráneo de ‘Adalatherium hui’ estaba extrañamente marcado con agujeros, algunos eran aberturas para permitir que los nervios y los vasos sanguíneos pasaran al hocico. El número de estos agujeros, según los investigadores, es indicativo de un hocico muy sensible, algo que, combinado con unas garras muy fuertes, sugiere que estos nervios eran capaces de detectar múltiples sensaciones en madrigueras subterráneas oscuras. Otro de los agujeros, una gran abertura en la parte superior del hocico, es un completo misterio: nada parecido se ha visto en el cráneo de mamífero antes. Probablemente, estaba cubierto de cartílago, pero los investigadores no saben el porqué de su existencia. Los dientes molares y frontales también tienen una construcción singular y no vista en ningún otro mamífero conocido. «Creemos que los frontales se usaron para roer y los posteriores para cortar vegetación de algún tipo. En otras palabras, Adalatherium probablemente era un herbívoro”, apostilla Krause.

Ningún descendiente vivo de ‘Adalatherium hui’ sobrevive hoy. De hecho, ninguno de los mamíferos actuales en Madagascar está relacionado con los mamíferos del Cretácico encontrados hasta ahora en la isla, añade Krause. Esto sugiere que todos los mamíferos de Madagascar murieron con el impacto del asteroide del Cretácico final, que también destruyó a los dinosaurios no aviares. Los mamíferos de Madagascar de hoy probablemente descendieron de animales que más tarde flotaron en balsas gigantes de vegetación de la costa de África, concluyen los investigadores.

No obstante, el descubrimiento de este fósil sugiere que las islas conducen a una evolución extraña de algunos animales que moran ellas, como es el caso del dragón de Komodo, en las islas indonesias, o los mamuts pigmeos, ahora extintos, que una vez vagaron por Creta.

About hoy

Check Also

Transplantan cabeza de un cachorro a otro perro por el cuello y asi reacciono…

Spread the love En 1955, el científico soviético «Vladimir Petrovich Demikhov» muestra el éxito de …

Comentários no Facebook