Abinader no puede ser juramentado presidente porque hereda nacionalidad libanesa por parte de abuelos

Spread the love

Por Francisco Reyes Guzmán

La misma noche de la victoria del PRM en las elecciones del 5 de julio, escribimos el siguiente análisis que pretendíamos publicar tan pronto se les pasara la embriaguez del triunfo a muchos dominicanos que soñaron quimeras con respecto a un gobierno encabezado por Luis Abinader.

Pero varias opiniones, una del ex candidato a diputado Jorge Aníbal Pérez y otra de Jonathan Brathwaite aparecidas ayer jueves en las redes sociales, más las que vierte Julio Hassin en su programa «Revista 110» forzaron a adelantar este artículo sobre la inconstitucionalidad de la presidencia de Luis Abinader, dado que su inscripción en la JCE, como aspirante a esa función del Estado, violó el Artículo 20 de nuestra Carta Magna.

Se sabe que tres de los candidatos presidenciales, entre ellos, Luis Abinader, fueron certificados en la JCE sin haber renunciado a la doble nacionalidad, mientras el aspirante presidencial Ramfis Domínguez Trujillo fue rechazado por la misma situación bajo el alegato del tribunal electoral de no haber renunciado a la nacionalidad estadounidense con 10 años de antelación a su solicitud.

El pleno de la JCE, presidida por Julio César Castaños Guzmán, no pudo prevenir que el triunfo electoral de los candidatos en cuestión sería inconstitucional y su juramentación presidencial también violaría el Artículo 20 de la Constitución.

Analicemos en detalle el caso de Luis Abinader, ganador de la contienda electoral, si se comprueba que no renunció a la doble nacionalidad libanesa.

El Partido Revolucionario Moderno fue fundado el 9 de septiembre del 2014, como resultado de la división interna del PRD.

Su primera participación en contienda electoral como partido independiente fue el 15 de mayo del 2016, apoyando al candidato presidencial Luis Abinader quien, según la Constitución del Líbano, hereda la ciudadanía de ese país otorgada a todos los descendientes varones de un libanés nacido en El Líbano.

Luis Abinader es libanés de segunda generación. Su padre, Rafael Abinader Wassaf es hijo de los libaneses José Abinader y Esther Wassaf.

José Abinader llegó a la RD en 1898, se casó con Esther Wassaf en Montecristi y se trasladó a residir a Tamboril, donde nacieron varios de sus hijos, entre ellos, Rafael Abinader Wassaf, padre de Luis Abinader Corona. Luego pasaron a vivir a Santiago.

Es probable que el abuelo de Luis Abinader se registró en el Censo de los Expatriados libaneses que se efectuó entre 1921y 1924, tras ser proclamado en 1920 el Estado del Gran Líbano, predecesor de la moderna República del Líbano.

O quizás en el gran censo del 1932, para que a sus descendientes de primera generación nacidos en la RD, un total de nueve hijos e hijas, se les reconociera la nacionalidad libanesa.
Como descendiente de segunda generación de su abuelo, Luis Abinader heredó dicha nacionalidad.

Se supone que, para participar en las elecciones del 2016, Luis Abinader debió renunciar a su doble nacionalidad 10 años antes, en 1996, como establece el Artículo 20 de la Constitución de la República Dominicana.
¿Renunció Luis Abinader a la doble nacionalidad en 1996, dado que fundó el PRM, junto con Hipólito Mejía, en el 2014? En ese sentido, no tenía el tiempo requerido para participar en las elecciones del 2016 y su certificación en la JCE era inconstititucional.

Si Abinader aún no ha renunciado a la doble nacionalidad su certificación en la JCE viola el artículo em cuestión y, por consiguiente, su triunfo electoral es inconstitucional.
De esto se deduce que no puede ser juramentado el próximo 16 de agosto, porque su presidencia es inconstitucional.

Ese fue el mismo argumento esgrimido por la abogada de la ONG «Los Hijos de la Resistencia», alegando que, aún cuando Ramfis Domínguez Trujillo fuera certificado en la JCE, no podía ser juramentado con porque estaría sirviendo al país del cual tiene la doble nacionalidad.

Luis Abinader tampoco puede ser juramentado porque estaría representando los intereses de su Patria libanesa.

El Artículo 20 de la Constitución no es aplicable a Ramfis porque nació en los EEUU debido a la expatriación de su madre por el Decreto 5880-62 del Consejo de Estado, que violó su derecho a la nacionalidad de su progenitora amparado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados( ACNUR). De modo que su nacionalidad estadounidense no fue adquirida ni heredada, como es el caso de Abinader.

Los abogados de Ramfis tienen en este tema municiones para emplazar a Luis Abinader ante los tribunales de justicia, reclamando que no puede ser juramentado como presidente de la República, porque viola el Artículo 20 de la Constitución, al no renunciar a la doble nacionalidad, hecho del cual tiene plena conciencia y se considera como engaño a las autoridades electorales y al país.

Su presidencia sería inconstitucional si es juramentado el 16 de agosto, una violación de la que es culpable la JCE por haber certificado esa candidatura.

Esta batalla legal debe ser llevada hasta las últimas consecuencias, porque a Ramfis Domínguez se le negó el derecho a participar en las pasadas elecciones, por la misma razón que Luis Abinader, Gonzalo Castillo y Leonel Fernández no calificaban para aspirar a la presidencia de la República.

Comentários no Facebook