septiembre 27, 2023

LodeHoyRD

Periodismo Independiente

OPRET: Error humano causa del choque de dos trenes del Metro

Spread the love

Santo Domingo, 18 sep.- La colisión entre dos trenes registrada el pasado sábado en la Línea 1 del Metro de Santo Domingo se produjo por la coincidencia de un conjunto de circunstancias, entre ellas la violación de los protocolos de operaciones por parte del conductor de uno de los trenes, que estaba en vía contraria.

El convoy se encontraba en sentido contrario al que le correspondía porque la de Mamá Tingó es una estación de cabecera donde se hace una maniobra para circular por la vía opuesta a la que se llegó, proceso que conlleva la ejecución de un protocolo que, aparentemente, el chófer no cumplió, informó este lunes la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret).

De la investigación realizada se desprende que las acciones de la inobservancia de los protocolos del operador accionaron el sistema de seguridad «sin permitirle acelerar a más de 20 km/h, deteniéndose a los 268 metros de la estación Mamá Tingó», según explica un comunicado de prensa.

Además, el accidente tuvo lugar en una curva, lo que «impidió una correcta visibilidad entre ambos trenes y redujo la capacidad de reacción del operador que conducía el tren que transitaba en dirección correcta hacia la estación Mamá Tingó».

«El adecuado comportamiento de este segundo conductor al activar los frenos de emergencia del citado tren disminuyó drásticamente la severidad del choque entre ambas unidades», apuntaron desde la Opret.

El conductor del tren que estaba en vía contraria labora en la institución desde el año 2012 y escaló posiciones hasta llegar a ser conductor con el currículum y la rigurosidad con los que se han preparado todos los conductores del metro de Santo Domingo. Su hoja de servicio acumula más de 1500 horas de labores de conducción, agregó la información.

Tras el accidente, personal de la Opret, apoyado por técnicos internacionales especializados, revisaron las unidades afectadas, los registros de los sistemas de control y el entorno físico donde se produjo el accidente, analizaron la secuencia de eventos previos al choque y realizaron un conjunto de pruebas.

Así se pudo identificar y delimitar los elementos que condujeron al siniestro, algo que «técnicamente se denomina una trayectoria de oportunidad para el accidente», apunta la nota.

La Opret garantizó «a todos los usuarios del Metro de Santo Domingo la continuidad de las operaciones, con los estándares de calidad y seguridad que siempre nos han caracterizado», mientras se desarrollan «investigaciones profundas» que llevó a «esta concatenación de errores».EFE