La República

Turba de haitianos intenta agredir a médicos de hospital de Santiago

SANTIAGO. La persistencia de una haitiana, de que no ha muerto una niña que alumbró hace algunos días, contrario a lo que asegura la dirección del hospital infantil Arturo Grullón, de esta ciudad, ha provocado reacciones violentas por parte de varios de sus compatriotas, hasta el extremo de amenazar con agredir físicamente al personal médico.

La extranjera que fue referida el pasado viernes a dicho centro asistencial desde Santiago Rodríguez y la criatura fue declarada muerta esta semana, pero alega que no es su hija la paciente que falleció producto de bajo peso, dificultad respiratoria y prematuridad con que nació.

La doctora Rosa María Morel, directora del hospital Arturo Grullón, dijo esta mañana que el martes en la noche al menos ocho haitianos se presentaron de forma amenazante en la puerta del hospital infantil, viéndose en la obligación de solicitar que una patrulla de la Policía se presentara para evitar que el personal médico fuera agredido por los extranjeros.

Señaló la doctora Morel que la extranjera indocumentada dice que su hija está viva y se encuentra ingresada en el hospital infantil, pero que en realidad se trata de otra recién nacida haitiana, que recibe atenciones médicas desde el pasado 4 de agosto, cuyos padres residen en Barrio Lindo, de Esperanza.

Morel agregó, que se convocó a una reunión con los departamentos correspondientes del hospital para tratar el tema con una comisión representativa del consulado haitiano y se acordó llevar al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) el cadáver de la infanta, para realizar las pruebas de ADN correspondientes.

“No hay forma de que sea distinto y entendemos que las madres caen en una depresión posparto y no quieren reconocer cuando su bebé muere”, apuntó la directora del hospital Infantil doctor Arturo Grullón.

Comentários no Facebook

shared on wplocker.com