Sacerdote haitiano pide a Haiti pedir perdón a dominicanos

Viviano de León
Santo Domingo
A 168 años después de que República Dominicana se liberara del régimen de dominación haitiano, un sacerdote originario de ese país considera que sus compatriotas “deberían estar de rodillas pidiéndole perdón al pueblo dominicano por haberlo sometido a 22 años de atraso”.

El religioso valora los avances que ha experimentado República Dominicana en comparación con su nación de origen, una creencia que, al parecer, lo lleva a considerar que la ocupación de su país a la nación dominicana “nunca debió materializarse”

Francis Haver, sacerdote del sector La Caleta, de Boca Chica, externó su parecer en presencia del presidente Leonel Fernández, mientras bendecía dos proyectos de viviendas que inauguraba el jefe de Estado en el municipio Guerra. “En la historia yo estudiaba que los haitianos ocuparon a la República Dominicana por 22 años; ahora todos los haitianos deberían estar hincados de rodillas y pedirle perdón a los dominicanos, porque durante 22 años mantuvieron al país en el atraso y eso impidió que el país estuviera más avanzado”, sostuvo el sacerdote, quien dijo ser dominicano, aunque está impedido de votar en las elecciones.

Haver elogió la obra de gobierno del presidente Fernández, resaltando que República Dominicana ha experimentado un gran avance, gracias a la gestión del actual jefe de Estado, de quien aseguró que muy pronto volverá al poder. “Yo sé que el presidente se va, pero se espera que en el camino vamos a volver, no solamente 12 años; vamos a ver si puede durar más cuando vuelva para que nosotros seamos un país más firme”, sostuvo.

Dijo que en República Dominicana hay un Japón pequeño y un Estados Unidos pequeño, pero con un presidente grande.

“Yo no sabía que los dominicanos un día se iban a subir en un metro, no sabía si aquí se iba a tener problemas, pero aquí yo puedo decir muchas felicidades a todos los dominicanos, porque yo me siento ser dominicano; lo único es que no tengo derecho a votar, pero soy dominicano”, agregó el sacerdote, visiblemente emocionado al bendecir el proyecto de viviendas Invi-Villa-Progreso-Guerra.

Expresó que República Dominicana es un país que puede dar gracias a Dios porque está firme y en vías de desarrollo. “Hay veces que nosotros hablamos de palabras, de boca, no de corazón, y cuando miramos la situación de nuestro país podemos decir gracias a Dios porque tenemos un país más firme”, sostuvo Haver.

La ocupación
La ocupación haitiana, que inició en Santo Domingo el 9 de febrero de 1822, fue encabezada por Jean-Pierre Boyer, y se extendió durante 22 años, hasta el 27 de febrero de 1844.

Las causas de la ocupación son muchas, pero las mismas se explican en la especial situación haitiana que hereda Jean Pierre Boyer, quien fue llamado “unificador de Santo Domingo”, por unir el norte y el sur de Haití, así como el territorio de su país con el dominicano.

La ocupación de Boyer fue la tercera invasión que procedía de Haití al territorio de la parte este de la isla. Esta se produjo sin derramamiento de sangre y fue aceptada pasivamente por la población dominicana.

(+)
DECLARACIÓN ANTE EL PRESIDENTE FERNÁNDEZ
Francis Haver, sacerdote del sector La Caleta, de Boca Chica, externó su parecer en presencia del presidente Leonel Fernández, mientras bendecía dos proyectos de viviendas que inauguraba el jefe de Estado en el municipio de Guerra.

“En la historia yo estudiaba que los haitianos ocuparon a la República Dominicana por 22 años; ahora todos los haitianos deberían estar hincados de rodillas y pedirle perdón a los dominicanos, porque durante 22 años mantuvieron al país en el atraso y eso impidió que el país estuviera más avanzado”, sostuvo el sacerdote, quien dijo ser dominicano, aunque está impedido de votar en las elecciones.

La ocupación haitiana, que inició en Santo Domingo el 9 de febrero de 1822, la dirigió Jean-Pierre Boyer, se extendió durante 22 años, hasta el 27 de febrero de 1844, cuando fue proclamada la Independencia.

About hoy

Comentários no Facebook