Home / La República / Ramfis y la unión de los líderes de oposición emergentes

Ramfis y la unión de los líderes de oposición emergentes

Spread the love

Filosofías, ideologías y partidismos no pueden ser obstáculos nuevamente en recuperar nuestra patria. La religión enfermiza, narcisista y egocéntrica de ser cabeza de ratón en vez de cola de león es la norma histórica en los líderes de partidos emergentes y esto no puede seguir, es el tiempo de poner primero el país.
Todos los proyectos de nación de oposición, no pueden cometer de nuevo el error de caminar en división hacia el tornero electoral del mayo 2020. Los resultados electorales presidenciales no mienten, ninguno de estos candidatos ha contado con el 2% del apoyo del electorado dominicano.

El pueblo juzgará con firmeza aquellos dominicanos que se llaman dolientes de la patria y si en esta oportunidad no capitalizamos un triunfo para salvar de este estado fallido. El pueblo no puede soportar cuatro años más del mismo desgobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD). Un partido que no ha podido resolver un problema de trascendencia social desde su primer gobierno en el año 1996.

¿Por qué es el tiempo de crear un frente opositor en contra del PLD?

Primero, este escenario electoral para mayo 2020 presenta un PLD fragmentado y en revuelo de divisiones. Este es el primer partido político en la historia del país, que lleva 11 precandidatos presidenciales, lo cual presenta el número más alto de candidatos corriendo para la presidencia en toda la historia del país. Esto no viene de una democracia partidista, sino de la irreparable división y crisis interna de este partido.

Segundo, el escándalo político de corrupción más importante de todo el continente es con la constructora brasileña Odebrecht, donde involucran presidentes y expresidentes latinoamericanos «la mayor red de sobornos extranjeros de la historia» y siendo la República Dominicana con nuestro presidente Danilo Medina, donde no hay una persona condenada por estos crímenes. La corrupción, inseguridad social y narcotráfico son insoportables en el gobierno. Los niveles de rechazo del PLD están por encima del 65%, ya sin duda es un partido desgastado a la vista de los dominicanos. Por esta razón es hora de formar un frente político uniforme entre aquellos grupos patrióticos emergentes opositores.

Tercero, la realidad electoral dominicana debe de ser ejercida con pragmatismo político y la unidad de todos los miembros de la opción que garantiza ganar las elecciones de mayo 2020. Es tiempo que la oposición emergente entienda que el populismo político de criticar al partido de gobierno en los medios de comunicación, no es la mejor estrategia para ganar el poder.

Cuarto, el país está en un estado de emergencia, tenemos un gobierno fallido, aunque nos veden que el país sigue teniendo el más grande crecimiento económico de la región caribeña, el cual es un crecimiento inorgánico y no refleja una prosperidad colectiva nacional. La única meta colectiva debe de sacar esa pandilla de ladrones y mafiosos que se comen el país como los conejos se comen las zanahorias. Ya no podemos esperar más tiempo para resolver los altos niveles de inseguridad social, no podemos esperar la sobrepoblación de los inmigrantes en el país, no tan solo de los haitianos, sino de otros países. La justicia dominicana está hipotecada a los pagos de un mejor postor y por eso tenemos leyes para no cumplirlas.

¿Quién debe ser el líder de esta convergencia opositora nacional?

Primero, los líderes más grandes de la humanidad son aquellos que pueden identificar el cambio fluyente del deseo más íntimo de los pueblos. Debemos ser el emisor del cambio que queremos ver en nuestro país, solo nuestras acciones y acepción de la voluntad popular se podrá ver el cambio real en el gobierno.

Segundo, este llamado es directamente al binomio de Minou Tavárez Mirabal, de Opción Democrática (OD) y Guillermo Moreno, por Alianza País (Alpaís). También el candidato presidencial independiente Víctor (Ito) Bisonó, Milton Morrison, con la iniciativa (País Posible); el cineasta Alfonso Rodríguez y su proyecto político (Revolución Democrática) y todos los demás líderes de los partidos emergentes. En ustedes recae la responsabilidad de dejar sus diferencias personales, ideológicas y partidistas a un lado. Ustedes son los llamados a tomar la decisión correcta con pragmatismo político, poniendo los intereses de una nación esclavizada por un grupo.

Tercero, en todos nosotros está poner siempre nuestras acciones en favor del país, sabiendo que se cultivará con una victoria de Ramfis Domínguez Trujillo un liderazgo de relevo, ya que solo él aspira a máximo dos períodos presidenciales, y aquellos que apoyen pueden ser los candidatos presidenciales en el mañana, como diría mi abuela, el primero que llega al río bebe el agua más fresca y limpia. En todas las encuestas, tanto las manipuladas por el partido de gobierno, como aquellos de la falsa oposición como es el Partido Revolucionario Moderno (PRM), ponen como delantero de los líderes emergentes a Ramfis Domínguez Trujillo. Este es el que tiene la mayor cantidad de intención de votos con un 65%. Ramfis cuenta con el apoyo absoluto de la diáspora dominicana no tan solo con sus votos, sino también con su apoyo económico.

Finalmente, es él único que no tiene ningún tipo de relación económica, de empleo o de beneficio con los desgobiernos del PLD. Nosotros entendemos que mucho peor tener alguna relación de gobierno con el PLD, es haber nacido con el apellido Trujillo. No son en vano los más débiles, si las fuerzas se unen “Homero”.

About hoy

Check Also

Poche Ramirez habla de los bienes incautados y de la incineración de las sustancias prohibidas

Spread the love

Comentários no Facebook