Home / Internacionales / PELIGRO! La FDA admite que la carne de pollo en EEUU tiene arsénico que causa cáncer

PELIGRO! La FDA admite que la carne de pollo en EEUU tiene arsénico que causa cáncer

Spread the love

Después de años de esconder el problema y esperar que nadie se diera cuenta, la FDA ha admitido por fin que la carne de pollo que se vende en los EE.UU. contiene arsénico, un químico tóxico que causa cáncer y que es mortal en dosis elevadas. Pero la verdadera historia es de donde proviene este arsénico: se agrega a propósito en la alimentación de las gallinas.

Peor aún, la FDA dice que su investigación muestra que el arsénico añadido a la alimentación de los pollos termina en la carne de pollo que consumen los seres humanos. Así que durante los últimos sesenta años, los consumidores estadounidenses que comen pollo convencional han estado consumiendo arsénico, un conocido químico cancerígeno.

Hasta este nuevo estudio, tanto la industria avícola como la FDA negaban que el arsénico que daban a los pollos terminaban en su carne.

La excusa esgrimida en las últimas seis décadas era que “el arsénico se excreta en las heces de pollo.” No había base científica para hacer tal afirmación. Simplemente es lo que la industria avícola quería que los consumidores estadounidenses creyeran.

Ahora la evidencia es tan innegable que el fabricante del producto de alimentación de pollo conocido como Roxarsone ha decidido retirar el producto de los estantes.

Curiosamente, el fabricante que ha estado poniendo arsénico en la alimentación de los pollos de todos estos años es Pfizer, la misma compañía que fabricaba las vacunas que contenían adyuvantes químicos que se inyectan en los niños.

Roxarsone es una subsidiaria de Pfizer, llamada Alpharma LLC.

Aunque Alpharma ha acordado sacar esta dosificación tóxica de los productos que se comercializan en el país del norte, Estados Unidos dice que no necesariamente eliminará el problema en otros países, a menos que sean obligados por sus reguladores para hacerlo.

Según informa AP: “Scott Brown de la división de Desarrollo de Medicina Veterinaria de la Investigación y de Pfizer Animal Health, dijo que la compañía también vende el ingrediente a una docena de otros países. Agregó que Pfizer está tratando de llegar a las autoridades reguladoras de esos países y decidirá si lo venden de forma individual” .

Empero, la FDA continúa su campaña de negación, alegando que el arsénico en los pollos se encuentra en un nivel tan bajo que aún es seguro para comer.

El Consejo Nacional del Pollo está de acuerdo con la FDA. En un comunicado emitido en respuesta a la noticia de que Roxarsone se retiró de las tiendas de alimentación, señaló, ”El pollo es seguro para comer”, incluso admitiendo que el arsénico se utiliza en muchos criaderos y son vendidos en los Estados Unidos.

Lo asombroso de todo esto es que la FDA informa a los consumidores de que es seguro para comer aún con arsénico incluido, pero en contrapartida dice que “es peligroso beber jugo de la baya del saúco.

La FDA ha realizado recientemente una incursión armada en un fabricante de jugo de la baya del saúco, acusándolo de “crimen” por vender “drogas no aprobadas”. ¿Qué fármacos serían?

El jugo de la baya del saúco, explica la FDA. El jugo de la baya del saúco se convierte de pronto en una “droga”.

La FDA también ha ido a decenas de otras empresas que venden productos a base de hierbas naturales y productos nutricionales que mejoran y apoyan la salud.

La FDA también está librando una guerra contra la leche cruda que se dice es peligrosa.

Cáncer

http://www.grist.org/food-safety/2011-06-08-fda-admits-supermarket-chickens-test-positive-for-arsenic

http://www.naturalnews.com/032631_elderberry_juice_FDA_raid.html

http://www.whydontyoutrythis.com/2013/08/fda-finally-admits-chicken-meat-contains-cancer-causing-arsenic.html

Fuente Sitios Argentina

About hoy

Check Also

La Tormenta Laura toma fuerza tierra adentro en EEUU y se dirige a New York

Spread the love La Tormenta Laura que recientemente azoto las islas del caribe incluyendo a …

Comentários no Facebook