Mujer china burla el Servicio Secreto de EE.UU. y entra a residencia de Trump en Florida

La mujer llevaba consigo dos pasaportes chinos, cuatro teléfonos móviles y un dispositivo con un programa malicioso.

Una ciudadana de China fue detenida el pasado fin de semana tras entrar sin autorización en el club Mar-a-Lago, la residencia del presidente estadounidense Donald Trump en Florida, EE.UU. Al momento de ser arrestada, la mujer, identificada como Yujing Zhang, tenía en su poder dos pasaportes chinos, cuatro teléfonos móviles y una memoria USB en la que había un programa malicioso, informa la cadena local WPTV-TV.

La mujer se infiltró en el lugar, superando sin problemas el sistema de seguridad del Servicio Secreto de Estados Unidos, en momentos en que el mandatario estadounidense se encontraba de visita en Florida. Zhang pasó el control de los agentes de seguridad, solicitando el acceso a la piscina y tratando de esquivar sus preguntas. Solo fue detectada por el recepcionista del club.

En la entrada de Mar-a-Lago, la mujer le dijo a un agente del Servicio Secreto que se dirigía a la piscina, según evidencias presentadas en la corte este lunes. Aunque no estaba en la lista de personas permisadas, la dejaron pasar, ya que un empleado pensó que podía ser hija de uno de los miembros del club. Según las palabras del agente, “la barrera lingüística” dificultó que él entendiera a la mujer, aunque después resultó que esta hablaba muy bien inglés.

Jin Xu@jinxuorg

“Charles” has close ties with the CCP and he invited Yujing Zhang to FL.

See Jin Xu’s other Tweets

Una vez dentro de las instalaciones, sus explicaciones cambiaron y dijo a un recepcionista que estaba allí para aistir a un evento organizado por la Asociación Chino-Estadounidense de Naciones Unidas, entidad que en realidad no existe. El recepcionista se dio cuenta de que Yujing Zhang no estaba en la lista de miembros del club.

Al ser posteriormente sometida a interrogatorio, la mujer afirmó que un amigo le había pedido que viajara desde Shanghái para hablar con un miembro de la familia del presidente estadounidense sobre las relaciones económicas entre China y EE.UU.

A Zhang se le acusa de dar falsas declaraciones a agentes federales y de entrar ilegalmente a un edificio o espacio restringido. Se enfrenta a una pena máxima de cinco años de prisión y a dos multas: una de 250.000 dólares por el primer cargo y otra de 100.000 dólares por el segundo.

About hoy

Comentários no Facebook