La República

Margarita: “La Biblia no te hace ni católico ni evangélico, te hace sabio y más humano”

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-La vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño, se sumó al debate en torno a la pertinencia o no de enseñar la Biblia en los centros educativos.

La política se mostró a favor de que ese libro religioso sea incluido en la educación dominicana, al plantear que el mismo, “no te hace ni católico ni evangélico, te hace SABIO y más humano”.

El planteamiento de Cedeño está plasmado en un artículo publicado en las redes sociales de la Vicepresidencia, en el cual, además, defendió la inclusión de la Biblia en el Escudo Nacional, algo que han cuestionado algunos sectores de la vida nacional, alegando que éste símbolo no tiene razón de estar ahí tomando en cuenta que la República Dominicana es un Estado Laico.

“La Biblia es el alma de nuestra Patria, de nuestro escudo y de nuestra historia. La fe de nuestros próceres y de todo el pueblo fue lo que les dio valor para luchar y encontrar fuerza en momentos aciagos. Sin FE no hay esperanza”, adujo.

En el escrito titulado “Qué daño hace formar en valores”, la vicepresidenta expresó que es innegable que la educación bíblica siempre ha estado presente en las escuelas dominicanas y llamó a la Biblia como el “Manual de Vida por excelencia”.

“La presencia de las Sagradas Escrituras en los planteles escolares de la República Dominicana es indiscutible. La Biblia está revestida de una singular importancia y pertinencia para forjar valores cristianos en los niños, niñas y adolescentes, que por siglos ha demostrado ser vital para las relaciones armoniosas en las sociedades.

Agregó que en el referido libro se encuentran instrucciones precisas para ostentar el modelo integral de vida que los miembros de la familia, como el núcleo que conforma la sociedad, deben aprender para el alcance de una sociedad saludable, justa y equitativa; con un desarrollo humano digno.

“Su lectura nos ilustra en los valores con los que debemos conducirnos para ser ejemplo de ciudadanos correctos en todos los entornos que ocupemos, incluyendo nuestras propias familias. Siempre he dicho y reiteró que si viviésemos conforme los diez Mandamientos no habría cárceles, ni desgracias ni guerras”, detalló.

Comentários no Facebook

shared on wplocker.com