Luis Almagro destaca los avance de la RD en asuntos migratorios

Washington, EE.UU.- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, reconoció este vierneslos esfuerzos que dijo realiza el Estado y el gobierno de la República Dominicana en asuntos migratorios, en particular respecto a la nacionalidad de los haitianos que viven en suelo dominicano, cuyo estatus ha sido regularizado.

Asimismo, Almagro admitió la deuda histórica de la OEA con el pueblo dominicano por haber validado la intervención militar de los Estados Unidos en el año 1965.

Consideró la aprobación de aquella intervención militar como “un punto negro” en la OEA, que espera jamás se vuelva a repetir.

«La OEA tiene una larga deuda histórica con República Dominicana y lo hemos dicho. Condenamos esa validación en 1965, uno de los papeles más abyectos que ha tenido una organización multilateral en nuestro continente. Una página muy oscura de nuestra organización», dijo Almagro.

Manifestó que es imposible borrar el pasado, «pero debemos comprometernos a que no vuelva a suceder», añadió.

Almagro  condenó por primera vez esa actuación de la OEA en una visita a República Dominicana el pasado agosto.

Se refirió el tema durante un discurso que pronunció durante la sesión especial del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos que dejó formalizada la sede de la cuadragésima-sexta asamblea ordinaria de la OEA, a realizarse del 13 al 15 del próximo  junio  en República Dominicana.

La segunda ocupación estadounidense a la República Dominicana (1965-1966), que contó con el aval de la OEA, comenzó con la entrada del cuerpo de marines de los Estados Unidos en Santo Domingo,  el 28 de abril de 1965.

Situación migratoria

Almagro quiso,  además,  «reconocer los importantes avances» de la República Dominicana en política migratoria y cómo «su esfuerzo a llevado a la mejora de las condiciones de vida de decenas de miles de personas que viven en su territorio, la mayoría haitianos».

Sin embargo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), órgano autónomo de la OEA, publicó el pasado 9 de febrero un informe muy crítico contra el actual Gobierno dominicano y con lo que calificó de «discriminación histórica» que han sufrido en el país durante décadas las personas de ascendencia haitiana.

El documento, resultado de la visita de la CIDH a la República Dominicana entre el 2 y el 6 de diciembre de 2013, denuncia una alegada situación de apatridia generada por la sentencia 168/13 del Tribunal Constitucional.

Según un cable despachado por la agencia de noticias EFE, queda por ver si Haití u otro país miembro proponen abordar este tema en la asamblea general, una reunión que las delegaciones de los países prepararán en los próximos meses hasta junio.

La expectativa -añade EFE- es que el encuentro de este año aborde cuestiones que afectan al continente, después de que la asamblea de 2015 quedara consagrada al «Presente y el futuro de la OEA», es decir, la profunda reforma reclamada desde hace años desde dentro y fuera de una organización cuya relevancia ha quedado mermada frente al ascenso de otras alianzas regionales.

About hoy

Comentários no Facebook