La República

Leonel Fernández advierte que si RD aplica “jus soli” perderá su identidad

MIAMI (Florida).-El expresidente Leonel Fernández advirtió aquí que si la República Domimicana permite que todo que el que nazca en su territorio sea dominicano, con el tiempo la identidad nacional se perderá debido a un factor demográfico.

“Cuando nosotros planteamos el derecho de la nacionalidad, no es una ideología racista ni xenofóbica, ni excluyente; lo que estamos planteando es la supervivencia de la nación y de la identidad de la República Dominicana”, indicó.

Fernández, quien es presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), hizo el pronunciamiento durante un conversatorio con el senador por la provincia Espaillat, José Rafael Vargas, con el que presentó su libro “Años de avances. Escritos de Teoría y Acción”, en el marco de la Feria del Libro de Miami.

El exmandatario explicó que en Estados Unidos, después de la guerra civil, se introdujo el “jus soli” a través de una enmienda constitucional mediante la cual fue abolida la esclavitud, a los fines de garantizar el derecho de los antiguos esclavos.

Sostuvo que a diferencia de Estados Unidos, en la República Dominicana no existe el jus soli absoluto e incondicional, sino que ese mecanismo solo es válido para los hijos de los extranjeros que residen legalmente en el país.

En cuanto a Haití, dijo que la constitución de ese país establece que toda persona nacida de padres haitianos es haitiana.

Comunidad internacional y Haití

A propósito de Haití, Fernández opinó que la comunidad internacional debe involucrarse en el resurgimiento económico y el desarrollo de este país.

Sobre la situación económica haitiana, el ex gobernante recordó que este país caribeño tuvo que pagar un alto precio por haber desafiado al poder colonial esclavista, al declarar su independencia en 1804, tras una guerra prolongada y devastadora.

Sostuvo que ante ese hecho, la comunidad internacional reaccionó aislando a Haití durante varias décadas para que su hazaña no le sirviera de estímulo a otros países donde existía la esclavitud.

“Yo pienso que Haití tuvo que pagar un precio muy alto por haber tenido el atrevimiento de abolir la esclavitud”, declaró Fernández.

Indicó que, contrario a la República Dominicana, que en los últimos 60 años ha tenido la economía de mayor crecimiento promedio de la región, en Haití ha habido una inestabilidad política crónica que lo ha sumido en la miseria y la desesperanza.

Migración hacia Dominicana

Al abordar el tema de la migración desproporcionada de haitianos hacia la República Dominicana, dijo que la situación no se resuelve repatriando ni construyendo un muro en la frontera, sino auspiciando el desarrollo económico de Haití.

“La República Domimicana tiene que ser una abanderada de que Haití se desarrolle y alcance la prosperidad”, sostuvo.

Indicó que tras el terremoto que devastó a Haití el 12 de enero de 2010, la República Dominicana le construyó a ese país una universidad, en el entendido de que la educación es la base del desarrollo y la prosperidad.

Fernández agota una agenda de trabajo en los Estados Unidos que lo llevó primero a Miami, en el estado de Florida, ciudad en la que puso en circulación su libro. Igualmente, el intelectual y político conoció las instalaciones y trayectoria del moderno tren de Miami Brigthtline, en el que viajó hasta Fort Lauderdale, para luego dirigirse a Lynn University, donde sostuvo una reunión de trabajo con su presidente.

sp-of/am

Comentários no Facebook

shared on wplocker.com