Home / La República / La reelección perseguirá al Presidente

La reelección perseguirá al Presidente

Spread the love
Guarionex Rosa
Santo Domingo

Que el presidente Medina dejara abierta la brecha para la reelección era inevitable, al momento en que pasó revista con los periodistas a las realizaciones de sus dos primeros años de mandato. Lo malo fue que ese tema sensitivo opacó en los medios logros relevantes alcanzados.

Para un gobernante que según las encuestas  tiene la aprobación de más de un 80% de los ciudadanos, haber cerrado de plano las puertas a una posible reelección en el año 2016 no habría tenido mucho sentido, pero él dejó razones de peso para los que están llevando anotaciones.

La interpretación que hicieron algunos comentaristas en el sentido de que el presidente Medina no irá a la reelección motivó alegría en sus litorales, tanto en el interior de su partido, PLD, como entre los otros opositores formales que lo estiman un adversario con muchas ventajas.

Los cercanos al presidente Medina lo ven demasiado concentrado en la obra de gobierno y especialmente en todo lo relacionado con la educación, cuya impronta es notable a corto plazo pero mucho más para cuando concluya su régimen dentro de dos años y más allá.

Para el término del presidente cuatrienio, el presidente Medina podrá anunciarle al país y a los organismos internacionales concernidos con la educación, que el país superó el analfabetismo, una meta que pudieron trazarse regímenes anteriores y no lo hicieron.

Medina al parecer se guía mucho de su instinto como político sabio. La lista que presentó como logros del régimen en sus primeros dos años son los mismos temas en los cuales puso énfasis en el programa que presentó a los electores para el período 2012-2016.

Esos temas, como la educación y la salud han dominado la atención del gobernante. Otros que indican el desarrollo de la economía como la agropecuaria, las construcciones, las zonas francas, las microempresas y el turismo crecieron durante los últimos dos años, dice el Banco Central.

En el aspecto netamente económico, Medina se benefició del anuncio del Banco Central de que la economía del país creció 7.2% en el primer semestre del año, lo que en alguna medida impulsó al gobernador Héctor Valdez Albizu a sugerir alzas en los salarios de los trabajadores.

La reelección y Medina
El tema de la reelección perseguirá al presidente Medina durante el futuro de su mandato, por lo menos hasta que su partido, el PLD, abra el espacio para proponer las candidaturas, a lo que el gobernante se refirió durante la conversación con los periodistas como “el plazo”.

“Yo creo que debo someterme al plazo y, llegado el momento, voy a emitir mi opinión, si es que todavía lo requieren acerca del tema”, comentó el gobernante. Su criterio fue acogido por sus adversarios dentro y fuera del PLD como de que no irá a la reelección y así reaccionaron.

El tema de la reelección persiguió al doctor Leonel Fernández durante su último cuatrienio. La impresión general era que el gobernante quería postularse para agotar el tramo que actualmente  gobierna Medina pero las circunstancias no lo ayudaron. Hizo privadamente la alegoría de quien programa llegar a Montecristi pero las circunstancias lo obligan a parar en La Vega, que habría sido su caso.

Tras evadir el tema en muchas oportunidades, en abril del año 2011 y tras al parecer muchas consultas con empresarios amigos y otras personalidades, el entonces gobernante anunció que no se repostularía “para evitar tensiones a la sociedad dominicana”.

En Estados Unidos, un país citado con frecuencia por estudiosos dominicanos al momento de hacer comparaciones, el presidente Bill Clinton (1992-2000), dejó la Presidencia en ése último año con la tasa de aprobación más alta para un gobernante desde la II Guerra Mundial.

Los analistas coinciden en que si la Cconstitución del país le hubiese permitido una tercera postulación, Clinton la habría ganado fácilmente. Para la época el estadista norteamericano no tenía el nivel de popularidad ni por asomo del que las encuestas le atribuyen hoy a Medina.

Algunas voces pura y simplemente rechazan la reelección porque están promoviendo a Fernández. Es el caso del senador de Espaillat, José Rafael Vargas, uno de los patrocinadores de Plataforma Democrática, que se espera proclame al ex presidente en Sans Souci el próximo 31.

Uno considerado danilista, el alcalde Juan de los Santos    , de Santo Domingo Este, sugirió al presidente Medina “concentrarse de lleno en lo que queda de su gestión de gobierno, sin dejarse distraer en un proyecto reeleccionista”.

El ex vicepresidente Rafael Alburquerque, leonelista muy convencido quien cree que “los vientos están soplando fuerte”, fue más diplomático y comedido, al decir que el PLD no cuenta con los votos legislativos para modificar la Constitución y permitir la reelección.

Mayor satisfacción
Al recapitular sobre los dos primeros años, el presidente Medina dice que la mayor satisfacción es la cercanía que tiene con la gente. Medina estableció las visitas sorpresas a las zonas más empobrecidas del país, en algunas de las cuales nunca antes había ido un presidente.

Para el estilo conservador de los presidentes dominicanos Medina ha sido una excepción. Planteó la revisión de los deprimidos salarios de los trabajadores porque cree que ello permitirá comprar más y dinamizar la economía y denunció que conspiran contra el contrato de las plantas a carbón.

Sobre ese tema, que ha motivado una campaña de publicidad por parte de las empresas que no ganaron la licitación para la construcción de las dos plantas, el presidente dijo: “Y mire que ni siquiera yo voy a recibir los beneficios de esas plantas, porque probablemente entrarán en servicio en el año 2017”.

La austeridad en los últimos dos años ha sido extrema. No hay comparación con los primeros dos años del doctor Balaguer en su mandato 1966-1970, cuando abrió los salones del Palacio Nacional para espléndidas y a veces extravagantes recepciones en las cuales reunía lo más granado de la sociedad de la época.

En esa era al Palacio Nacional le quedaban la vajilla, cubertería y mantelería fina en boga en los grandes palacios, que los invitados fueron distrayendo como “recuerdos” hasta que en los últimos años del doctor Balaguer, ya anciano y ciego, las fiestas pasaron de moda.

About hoy

Check Also

Policía Nacional apresa a tres hombres en Higüey; dice son atracadores

Spread the love Por Lic. Felix Matos La Policía Nacional apresó mediante una persecución de …

Comentários no Facebook