La emigración ilegal es “un químico toxico que daña los órganos vitales de la sociedad dominicana”. Declara Obispo

Spread the love

BANI, República Dominicana.- El gobierno debe poner atención y corregir la migración ilegal de haitianos, ya que llegó a un nivel excesivo en el seno de la sociedad dominicana, “lo que nos hace daño como nación”, declaró obispo de la Diócesis de Baní, Ocoa y San Cristobal, Víctor Masalles.

Calificó la presencia ilegal haitiana en el país como “un químico toxico que daña los órganos vitales de la sociedad dominicana”.

Masalles habló en una misa en la catedral de Baní, en conmemoración al 174 aniversario de la fundación de la República Dominicana.

 

Comentários no Facebook