Deportes

Kyrie Irving pasa a Boston Celtics a cambio del pequeño Isaiah Thomas

La bomba se ha confirmado solo unos minutos después de asomar como un rumor al borde del acuerdo.  ha sido traspasado de Cleveland  a Boston  a cambio de  y otros jugadores, tal como ha podido saber en primera instancia el periodista de The Vertical, Shams Charania, quien también adelantó el rumor de que la negociación estaba más que en curso. El traspaso ya ha sido anunciado oficialmente por ambas franquicias.

La franquicia de Ohio recibirá a cambio de Irving los contratos de Isaiah Thomas, Jae Crowder y el pívot novato Ante Zizic. Además, también entrará en el paquete la primera ronda del Draft 2018 que Boston conservaba de parte de Brooklyn Nets —y que puede ser un pick de los más altos de la próxima ceremonia—.

Fin al culebrón

Los Cavs dicen así adiós a Kyrie Irving y al culebrón que el joven base ha protagonizado desde que a finales de julio anunciase a la franquicia que deseaba desligarse de la prolongada sombra de LeBron James, dejando el equipo para el que ha jugado durante toda su carrera en la NBA —desde 2011—. Conocida la negativa de Irving a seguir formando parte del conjunto subcampeón 2017, y con nueva dirección deportiva al mando, Cleveland ha encontrado en Boston el acuerdo perfecto para satisfacer su desventaja en cualquier negociación.

Para que el acuerdo haya sido posible, Irving accedió a renunciar a su trade kicker, el bonus económico por ser traspasado que contemplaba su contrato.

Recambios de nivel en Cavs

Llegan a Ohio dos jugadores de primer orden, listos para aportar en un aspirante al título desde ya mismo; más un pívot prometedor y una ronda del Draft que puede ser tan alta como dicte la suerte de la lotería.

Boston ha concretado una jugada maestra para hacerse con una de las estrellas emergentes más importantes de la liga, al tiempo que también ha beneficiado los intereses de Cleveland a corto y largo plazo. Ninguna de las propuestas llegadas a Ohio había convencido a la directiva de los Cavs pero sin duda la de Celtics ha sido suficiente para poner el plástico de embalar a Kyrie Irving en dirección al máximo competidor por el título del Este.

Los Celtics, con su presidente Danny Ainge a la cabeza, habían mostrado cierto interés por Irving justo después de que éste anunciase su deseo de fuga en Ohio. Ninguna noticia más de ese deseo se había tenido hasta este martes, cuando Boston se ha terminado haciendo con Irving. Ainge, pues, ha sabido jugar un enorme partido en la sombra para conseguir una nueva superestrella para Boston. Hay que recordar que en el mes de julio ya consiguió reclutar a Gordon Hayward.

La llegada de Kyrie Irving a los Celtics supone un golpe de mando histórico en cuanto a las expectativas que se tenían sobre el destino del jugador. Sobre todo los Phoenix Suns habían sido uno de los equipos que más habían apretado las tuercas a los Cavs negociando, pero ni mucho menos se esperaba que una franquicia con aspiraciones de anillo, como Boston, fuera a tirar la puerta de la negociación abajo —y de paso la casa por la ventana—. Así han llegado las fuerzas de Ainge y los Celtics.

Además, hay que contar con que el movimiento se produce —y beneficia— a las dos fuerzas más destacadas del Este, finalistas de conferencia el curso pasado. Esto no es ni mucho menos tendencia en la liga, que rivales tan directos pongan encima de la mesa piezas tan importantes.

Isaiah, extensión 2018

Mientras que Kyrie Irving había pedido de manera expresa salir de la entidad de Ohio, a Isaiah Thomas le resta un año más con contrato en vigor y será agente libre en 2018. Para tal fecha, ahora ya los Cavaliers tendrían que preparar, con casi toda seguridad, el máximo salarial para poder retenerle en sus filas. Thomas exigirá la mayor cantidad que pueda, lo que contrasta sobremanera con la delgadez de su salario actual, que es de 6,2 millones de dólares para la temporada 2017-18. Y eso es un problema para las concurridas arcas de Cleveland; extender su contrato el verano que viene puede ser un problema, aunque ahora ya no estén los millones comprometidos con Irving.

La pasada campaña sin duda fue la mejor en toda la carrera del menudo base de los Celtics, que terminó liderando a su equipo a unas finales de conferencia en las que cayó precisamente ante los Cavs de Kyrie Irving. Thomas firmó una temporada idílica con 28,9 puntos y 5,9 asistencias. En la pelea por el trono del Este ante Cleveland, tuvo que decir adiós antes de tiempo debido a una lesión en la cadera.

Jae Crowder, por su parte, es uno de los contratos más atractivos de la NBA, con todavía tres cursos más de contrato por entre 6  y 8 millones en cada uno de ellos.

Otros interesados

Así, los Celtics explosionan una bomba de larguísimo alcance y se hacen con Kyrie Irving, por quien se habían interesado Suns, Clippers, Knicks, Wolves Pistons y media liga con mayor o menor intensidad. El jugador, en primera instancia, pidió que su deseo era terminar jugando para Miami, New York, San Antonio o Minnesota pero al final Cleveland ha desoído esa petición y ha optado por la circunvalación que más satisfacía sus intereses. Termina Irving en Boston, que ha accionado el trato con fe en que pueda quedarse a largo plazo –será agente libre en 2019–.

Llega Kyrie Irving a unos Celtics en los que también están Gordon Hayward, Al Horford, Jaylen Brown, Jayson Tatum, Marcus Smart o Marcus Morris. Los Cavs se hacen con mucho fondo de armario a cambio de un solo jugador, que además se había convertido en rebelde. Ambas entidades pueden ganar mucho con el movimiento. La nueva NBA 2017-18 sigue cogiendo un color irresistible; más después de uno de los movimientos del verano.

Tags: , , , , , ,

Comentários no Facebook

shared on wplocker.com