Juez desestima demanda de víctimas haitianas en contra de la ONU

Nueva York, 10 ene (EFE).- Un tribunal de Nueva York desestimó hoy una demanda presentada contra la ONU por su supuesta responsabilidad en la epidemia del cólera que se desató en Haití en 2010 y confirmó la inmunidad de la organización internacional.

El caso fue presentado por víctimas de esta epidemia, que dejó 8.500 muertos y afectó a unas 700.000 personas, al asegurar en su denuncia que el brote surgió por desechos de los residuos fecales del contingente nepalí de la misión de la ONU en Haití.

El planteamiento judicial fue presentado contra la ONU, contra la misión en Haití; contra el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon; y contra quien estaba entonces al frente del contingente en Haití, Edmond Mulet.

En su resolución anunciada hoy, el juez Paul Oetken sostiene que los acusados en la demanda son inmunes.

“En consecuencia, el caso es desestimado por falta de jurisdicción, y el planteamiento de los demandantes no es pertinente”, dice la sentencia.

La demanda afirmaba que los miembros del contingente nepalí de la ONU fueron desplegados sin que se les revisara previamente si estaban infectados del cólera, “un mal que es endémico en Nepal y con el que algunos miembros del personal estaban infectados”.

Aunque la ONU no se presentó al juicio, sí lo hicieron representantes del Gobierno de Estados Unidos, como parte interesada, ya que la sede de Naciones Unidas está en este país, y en todo momento defendió la inmunidad que protege a la ONU.

Según los fiscales estadounidenses, algo que recordó hoy en su sentencia el magistrado, la ONU solo puede renunciar a los derechos recogidos en la Convención sobre Privilegios e Inmunidades si expresamente lo deja claro, pero ese no ha sido el caso.

Como el tribunal consideró esa interpretación de la fiscalía “razonable”, y como no ha habido una renuncia expresa de parte de Naciones Unidas, “la ONU y su cuerpo subsidiario MINUSTAH (el contingente en Haití) son inmunes en la demanda”.

Por las razones expuestas, el juez insiste que la ONU, MINUSTAH, Ban Ki-moon y Mulet “son absolutamente inmunes” respecto a la demanda presentada, y los planteamientos de los demandantes “son desestimados (…) por falta de jurisdicción en el tema”.

La demanda fue presentada en octubre de 2013 y un año después comparecieron ante el juez Oetken representantes de las víctimas y de la Fiscalía estadounidense.

About hoy

Comentários no Facebook