“Hay mucha preocupación por ataques que reciben haitianos en RD” Asegura Organización Estudiantil NAPSA

SANTO DOMINGO.- Una entidad integrada por estudiantes y profesionales haitianos dijo ayer que está preocupada por los “ataques” contra inmigrantes haitianos en la República Dominicana y el deterioro que, a su juicio, se ha registrado en las relaciones entre este país y Haití.

La Organización N’ap Sove Ayiti (NAPSA por sus siglas en creole) citó los casos de Pedernales, donde dominicanos dieron públicamente un ultimátum para que haitianos abandonaran esta provincia, y del barrio Pekín, de Santiago de los Caballeros, donde “seis jóvenes dominicanos, armados y con palabras humillantes, agredieron y forzaron a unos estudiantes haitianos a romper en pedazos la bandera haitiana”.

”Estamos asistiendo preocupadamente a una repetición de hechos lamentables entre ambos pueblos y tememos  una regresión en el proceso de construcción de relaciones armoniosas”, indica NAPSA.

 

La entidad reclama que la Justicia actúe en el caso de la pareja dominicana asesinada en Pedernales, pero insta a las  autoridades dominicanas a seguir garantizando las vidas y bienes de los haitianos en su territorio.

Del mismo modo, pide al gobierno haitiano que “coopere de manera efectiva con las autoridades centrales y locales de la República dominicana en la búsqueda de soluciones institucionales en el caso de los haitianos acusados de crímenes en este país vecino”.

“Si existe un tratado de extradición entre ambos países, que se ponga en aplicación ya.  Sobretodo, hay muchos convenios firmados que nunca se han puesto en aplicación. Si dicho tratado de extradición no existe,  las experiencias de cooperación entre los dos países contra el crimen pueden servir para resolver la crisis actual”, puntualiza.

El documento

El documento de NAPSA es el siguiente:

“La Organización NAPSA (N’ap Sove Ayiti, en Creole haitiano), compuesta de estudiantes y profesionales haitianos radicados en Haití y en la diáspora, incluyendo la de la República Dominicana, lamenta el asesinato de la pareja Reyes Pérez y Neida Féliz Urbáez y, al mismo tiempo, está preocupada por la situación actual de las relaciones domínico-haitianas a raíz del asesinato vil de la pareja en Pedernales.

NAPSA lamenta este horrible hecho y espera que la justicia institucional se imponga en el caso.

Al mismo tiempo, NAPSA está preocupada por los ataques contra inmigrantes haitianos en territorio dominicano especialmente en Pedernales y en el barrio Pequín de Santiago,  donde seis jóvenes dominicanos, armados y con palabras humillantes, agredieron y forzaron a unos estudiantes haitianos a romper en pedazos la bandera haitiana.

Los acontecimientos en Pedernales, donde forzaron humilladamente a docenas de haitianos, inocentes de cualquier crimen a abandonar su hogar y los actos de Pequín, no hacen ningún honor al pueblo dominicano.

Además, recuerdan momentos muy tristes de la historia de las relaciones dominico-haitianas,  como los incidentes de Hatillo Palma de 2005, donde mataron a varios haitianos

Estamos asistiendo preocupadamente a una repetición de hechos lamentables entre ambos pueblos y tememos  una regresión en el proceso de construcción de relaciones armoniosas entre los pueblos haitiano y dominicano.

En a todo caso, NAPSA reclama justicia para la pareja asesinada en Pedernales, al tiempo que denuncia el comportamiento anti-haitiano de unos dominicanos. También la Organización, en su obra por el desarrollo de Haití y mejores relaciones entre Haití y República Dominicana, invita a que los problemas se resuelven  desde una justicia institucional digna de un Estado de derecho y respetuosa de los derechos humanos  de todos.

NAPSA insta las autoridades dominicanas a seguir garantizar vidas y bienes de los haitianos en su territorio y llama a los nacionales dominicanos a coger el camino de la razón pacífica y de la convivencia humana intercultural.

Del mismo modo, NAPSA pide al gobierno haitiano que coopere de manera efectiva con las autoridades centrales y locales de la República dominicana en la búsqueda de soluciones institucionales en el caso de los nacionales acusados de crímenes en este país vecino. Si existe un tratado de extradición entre ambos países, que se ponga en aplicación ya.  Sobretodo, hay muchos convenios firmados que nunca se han puesto en aplicación. Si dicho tratado de extradición no existe,  las experiencias de cooperación entre los dos países contra el crimen pueden servir para resolver la crisis actual.

Tras varios días sin la presencia de los inmigrantes y trabajadores transfronterizos haitianos en Pedernales, la población local empieza a sentir la diferencia, haciendo la experiencia concreta de la realidad de la dependencia  mutua. El alcalde local, Luis Manuel Feliz Matos (Minguito), según un artículo de Ramón Pérez Reyes del Listín diario – Pedernales: cinco días sin haitianos (17 de marzo de 2018) – estima en  millonaria la  pérdida de cada día sin los haitianos. Del mismo modo, se ha notado esta semana una parálisis del mercado bilateral por los mismos problemas, lo que significa pérdidas enormes para los sujetos económicos de ambos países.

En fin, NAPSA es optimista y cree firmemente que la voz del odio no logrará callar definitivamente la de la solidaridad y de la convivencia binacionales.

Pero hay que optar siempre por el buen camino, es decir por el del diálogo y de la responsabilidad inter-gubernamentales y dejarse llevar por el espíritu de la tolerancia y la fuerza de la justicia institucional y del Estado de derecho. Si no, corremos el riesgo de caer en lo peor que no será más que una regresión al odio de ayer y la supresión de los caminos de luz ya recorridos juntos por ambos pueblos”.

Smith Augustin, PhDc

Sociólogo

Secretario técnico del directorio de NAPSA

 

 Joseph Harold Pierre
Economista y Politólogo
Estudiante PhD en Ciencia Política, Reino Unido

About hoy

Comentários no Facebook