La República

Haití termina muro levantaba en frontera con Elías Piña, autoridades dominicanas aseguran que perjudica a RD

Autoridades dominicanas en la zona aseguran que esta medida en parte ha perjudicado al país
Comendador, Elías Piña.-Las calles sin asfaltar y el sol inclemente no representan motivo que preocupe a los haitianos al cruzar la frontera los lunes y viernes para llegar al mercado binacional que se desarrolla en el pueblo fronterizo de Comendador, provincia Elías Piña.

Los haitianos se quejan de que sus ingresos han disminuido luego de que en Haití las autoridades de su país construyeran un muro en la línea divisoria entre Haití y República Dominicana, a orillas del río Carrizal, a pocos metros del edificio que aloja las oficinas de las direcciones de Aduanas y de Migración, para cobrar impuestos a las mercancías que entran a su territorio.

En la cercanía del muro, los haitianos construyeron un edificio para alojar sus oficinas de Aduanas y Migración, donde les cobran.

Haití justificó el muro alegando la necesidad de controlar el tráfico de mercancías porque requieren cobrar aranceles por el comercio transfronterizo.

Sin embargo, el muro no ha logrado detener el comercio informal, sólo ha provocado que se mude de lugar. Los comerciantes que antes pasaban por los puntos formales, ahora buscan partes de la frontera a donde no llega el muro y eludir así el pago aduanal.

Alicia Perantuan es una haitiana que tiene varios años cruzando la frontera para vender ropa usada en el lado dominicano.

Su negocio es vender su mercancía en territorio dominicano y con ese dinero comprar mercancía para llevarla a su país y venderla. Resulta que ahora tiene que pagar para cruzarla a su país.

En octubre del 2013 el Gobierno haitiano inició la construcción del muro en el arroyo de Carrizal, el cual termina en el cuartel haitiano de Veladero.

Los motivos que dieron las autoridades haitianas fueron que la construcción buscaba “obligar a las personas a pasar por el control de aduanas y pagar por las mercancías que entraban a su país”.

El muro hecho en hormigón tiene 600 metros de largo y ocho pies de altura, cubierto en su cima por trincheras de alambres.
En esa ocasión, tras darse la voz de alarma las autoridades dominicanas, el ministro de Defensa dominicano, Silfrido Pared Pérez, envió una comisión del Instituto Cartográfico Militar para que verificará que el muro se haya levantado sobre territorio haitiano y que no ocupara terrenos de la República Dominicana. Sin que hasta la fecha se conozca el resultado de dicha investigación.

Cruzando montes

Sin embargo, muchos haitianos se arriesgan a cruzar la frontera por los montes, cargados de mercancías, con el objetivo de evadir los impuestos que tienen que pagar por éstas.

En un recorrido realizado por esta reportera de EL DÍA, se pudo contactar que los haitianos se las ingenian para sólo pagar el impuesto de entrada a República Dominicana, donde con el dinero que ganan de las ventas del día compran de alimentos, bebidas, para cruzarla a su país.

Las autoridades de la República Dominicana, no escapan a esta realidad.

Así lo externó el director de Aduanas, Osiris García Roa, explicó que muchas personas están cruzando la frontera de manera ilegal.
En ese sentido, dijo que en los próximos días se reunirán con las autoridades del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront), para ponerse de acuerdo en torno al tema.

“Hay muchas situaciones que tendrán que organizarse, porque este es un mercado muy informal”.

Sobre un muro de RD

De su lado, el representante de la Dirección de Migración, Paulino Lorenzo, narró que apenas un 10 por ciento de los haitianos entra i legal con su pasaporte a territorio dominicano.

El funcionario defendió la propuesta del diputado, Vinicio Castillo Semán, de que sea construido un muro en la zona fronteriza para controlar la migración haitiana a esta parte de la isla.

“Esto va a beneficiar a ambos estados, porque se va a controlar el contrabando de las mercancías”, dijo.

Construir un muro en RD

En tanto que el síndico de Comendador, Luis Minier, se mostró en desacuerdo con el citado muro por considerar que esa población fronteriza requiere otro tipo de inversiones.

La mano del Gobierno

Los moradores de la zona se quejan de los principales servicios públicos en la provincia, en especial lo relativo a salud y agua potable.

Explicaron que el hospital “Rosa Duarte”, que da servicio a la provincia, está rebosado porque además de la población dominicana tiene que atender a gran parte de la haitiana.

Dijeron que de cada diez mujeres que dan a luz en ese centro, ocho son haitianas y apenas dos son dominicanas.

Comentários no Facebook

shared on wplocker.com