Cultura

Errores comunes que cometemos durante el sexo oral, sexologos dicen que esto provoca divorcios; aquí consejos para mejorarlo

El sexo oral  es un acto muy sensual que puede llevarnos a la excitación total, pero si no sabemos cómo hacerlo podemos cometer muchos errores al momento de la intimidad. Es decir, los dientes no están dentro de este acto, así que mejor no los metas.

 

Está bien, nadie nace sabiendo nada en la vida, es verdad, pero vamos aprendiendo en el camino, mucho depende de la comunicación que tengamos con nuestra pareja. Es importante que este sea fluido para poder conocer qué es lo que más le gusta al momento de un oral bien hecho.

Uno de las tantas equivocaciones que cometemos es el tiempo que nos tomamos al hacerlo. A veces en las mujeres por decir que el sabor no les gusta solo lo hacen unos segundos, en el caso de los hombres quieren pasar rápidamente a la penetración que solo estimulan un momento los genitales de sus chicas.

Así que para que no cometas estos errores muy comunes de los mostramos para que sepas qué no hacer:

“No lo haces lo suficientemente rápido”: Igualmente es un reclamo de ambos, así que en plena acción pregúntale (y que te pregunte) si le está gustando, si quiere más rápido, lento, etcétera. Considera que cada persona es diferente.

“Me lastimas con los dientes”: Aplica para los dos. Recuerda que se trata de utilizar la lengua y los labios.

 

Cuando se nota que no lo estás disfrutando: Es más frecuente que los hombres se quejen de esto, y eso se puede interpretar con tu cara de desagrado, así que lo más importante es que sepas a lo que vas y que mantengas la mente abierta de lo que viene, pues si ya decidiste hacerlo, aprende a disfrutarlo.

Hablar mientras lo haces: Es una distracción de la cual, casi siempre los hombres se quejan, pues cada vez que lo haces interrumpes la estimulación.
Cuando te ríes. Ya sea que tú estés haciendo sexo oral o él a ti, además de dejar de estimular, tu pareja lo puede tomar como burla y probablemente piense que no lo está haciendo bien.

Él eyacula sin avisar: Si no tienes problema alguno con que lo haga, perfecto. Aunque sabemos que es una queja común en las chicas, por lo que siempre es recomendable que lo platiques con tu galán y, aunque hay signos en los que te puedes dar cuenta que ya viene la eyaculación, decirle que te avise.

Que el hombre succione sobre el clítoris: Es una sensación que gran parte de las mujeres no toleran, ya que les acaba molestando. Si quieres intentarlo, dile que primero lo haga en otras partes del cuerpo.

No lo hacen tan frecuentemente como quisieran: Podemos considerarlo un reclamo de ambos sexos, pero de los hombres un poco más. El sexo oral es una actividad muy placentera y a tu pareja le gustaría hacerlo más seguido.

“No me lo quieres hacer”: No se trata de rogar porque te hagan o porque tú le hagas sexo oral a tu pareja. Tiene que ser una cuestión en la que los dos estén de acuerdo para disfrutar plenamente.

Sobre la higiene: Es el principio básico del sexo oral, y cuando se nota que no se lavan correctamente se convierte en queja de hombres y mujeres. Recuerda lavar mejor tus órganos sexuales.

Jalar el vello púbico: Sabemos que puede ocurrir accidentalmente durante la acción, que a la hora de moverse dan o tú das el jalón, pero también es un reclamo.

La falta de tino en las mujeres: Esa queja va directamente para los hombres, pues (en serio) hay quienes están muy perdidos y de plano tienes que decirles dónde está el clítoris para que le atine exactamente dónde sientes placer.

“Él siempre quiere que se lo haga”: Es una queja de chicas, pues resulta que a ellos les encanta que les hagan sexo oral, pero hay quienes después de sentir placer ya no lo hacen a su pareja; si esto te ocurre háblalo con él.

“Él siempre me quiere untar cosas”: Dependiendo de qué se trate, las chicas (casi) siempre terminan con molestias como comezón, ardor o irritación. Tengan muy presente qué tipo de cosas o alimentos van a usar y recuerden limpiar bien, si es que van a tener coito después.

“No me gusta el sabor del semen”: Esa es la razón por la que muchas no hacen sexo oral. Si esto te ocurre, puedes solucionarlo con un condón.

“No me gusta el sabor del fluido vaginal”. A muchos hombres no les gusta, porque a diferencia de ellos, en las mujeres el flujo vaginal cambia de sabor durante el ciclo menstrual.

Sujetar la cabeza y moverla: Es una acción que a los chicos les gusta mucho hacer a ellas y la cual deben de platicar, pues se ha convertido en queja de mujeres por molestarles muchísimo. Aunque también hay casos en los que las chicas dicen que lo disfrutan porque así entienden la velocidad con la que ellos quieren. Recuerda que todas sentimos diferente.

“No lo haces el suficiente tiempo”: Esta queja es tanto de hombres como de mujeres. El que la pareja quiera pero negociándolo juntos, nuestra recomendación es que te pongas de acuerdo hasta dónde quieren llegar.

Comentários no Facebook

shared on wplocker.com