Embajador de la Unión Europea: «Haití no es sólo problemas, es también oportunidad»

SANTO DOMINGO. «Hay que empezar a pasar ese mensaje de que Haití no es sólo problemas, es también una oportunidad para el turismo, para los empresarios dominicanos, y a su vez decir en Haití, que el país del mundo más interesado en que Haití salga adelante, y que haya un Haití próspero y estable es la República Dominicana».

La declaración viene de la voz del embajador de la Delegación de la Unión Europea en la República Dominicana, el español Alberto Navarro, quien durante su participación en el segmento Diálogo Libre de este periódico, también se refirió a la necesidad de que existan acuerdos de extradición y de protección de inversiones entre el país y Haití.

El diplomático considera que la migración no hay que verla como un problema, sino como una riqueza. «Los países del futuro son los países de mezcla», dijo, y puso como ejemplo a Estados Unidos, Brasil y España. Es por esto que entiende que una vez se logre regularizar el estatus migratorio de muchos inmigrantes haitianos y sus descendientes en el país, habrá una mayor recaudación en la Seguridad Social.

«Si aquí se regularizan muchas personas que están trabajando y que no cotizan a la Seguridad Social, y que en definitiva no son personas, porque carecen de los derechos básicos, como son el derecho a la identidad y a la nacionalidad, creo que es bueno para la economía de un país, porque permite mejorar la recaudación de la Seguridad Social e integrar a esas personas a la economía», dijo.

Indicó que la Unión Europea está muy interesada en la documentación de haitianos en su país, y destacó el trabajo que ha hecho la Organización de Estados Americanos (OEA) en ese sentido.

«La OEA ha documentado a casi 6 millones de haitianos, y ha digitalizado casi 18 millones de documentos, en su gran mayoría actas de nacimiento, y también de matrimonio y de divorcio, y los custodia, pero sólo ha documentado a personas con edad de votar, es decir, que cuando ha hecho ese trabajo en Haití, han quedado sin documentar, pues más de 4 millones de haitianos», dijo.

Señaló que las cifras oficiales de que en República Dominicana hay 458 mil personas migrantes, de los cuales se calculan 209 mil haitianos que no tienen documentación, sirven de base para afianzar la disposición de la Unión Europea de ayudar junto con otros donantes, como Estados Unidos o Canadá, «a poner orden donde hay desorden».

Diálogo binacional

Navarro manifestó que la Unión Europea espera que sigan generando frutos los diálogos binacionales de alto nivel que lleva a cabo República Dominicana y Haití, en los que su delegación participa como observadora. El tercer encuentro estaba pautado para el 8 de este mes, pero fue pospuesto por los recientes cambios en el gabinete del gobierno haitiano.

«Yo estaba en la última reunión que tuvo lugar en Jimaní, y vi cómo se firmaban los convenios entre las Policías de los dos lados, entre los directores de Aduanas. Todo eso al final no va más que en beneficio de los ciudadanos, que es lo que yo creo que debe primar en las relaciones entre los dos gobiernos», dijo.

Ese interés en apoyar a República Dominicana en las relaciones con su vecino, también se manifiesta en el financiamiento de proyectos binacionales, como la construcción del mercado de Dajabón, que se prevé ampliar.

«Vamos a construir el mercado de Juana Méndez para que funcione como un solo mercado, estamos financiando las mejoras de los caminos vecinales, la cooperación medioambiental, proyectos como el del corredor biológico que no sólo está Haití y Dominicana, sino también Cuba, y la promoción del comercio entre los dos países», manifestó Navarro.

Se necesitan tratados

Es por la cercanía territorial y las relaciones binacionales históricas que le parece contraproducente al Embajador de la Unión Europea que entre República Dominicana y Haití no existan acuerdos de extradición ni de protección de inversiones.

Respecto a las inversiones, dijo que le sorprende que no haya un tratado en ese renglón cuando en República Dominicana «hay inversiones haitianas importantes, desde el grupo Texaco, como otros muchos, que a veces no las conocen los propios ciudadanos».

Apoya acuerdos comerciales bilaterales

Las oportunidades que Alberto Navarro, embajador de la Unión Europea en República Dominicana, ve en Haití para el empresariado dominicano, lo llevan a apoyar que los dos países se conozcan mejor, desconfíen menos, dialoguen más y fomenten los intercambios.

«Intentaremos decirle a los ministros de Comercio por qué no hay un acuerdo de protección de inversiones, por qué las dos aduanas no trabajan más juntas, por qué no hay una interconexión eléctrica que no la hay entre los dos lados, porque al final esto es bueno para todo el mundo», dijo Navarro al responder una pregunta en el Diálogo Libre referente a qué piensa la Unión Europea de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre República Dominicana y Haití.

Desde hace años, diferentes sectores del país propugnan porque exista un TLC entre ambas naciones. El 16 de agosto de 2012, en su discurso de toma de posesión ante la Asamblea Nacional, el presidente Danilo Medina anunció que su Gobierno trabajará en una propuesta para la firma del solicitado tratado.

«Merece especial atención para nosotros la relación armoniosa con nuestro vecino país Haití, con quien trabajaremos de inmediato en el inicio de la propuesta para la firma de un acuerdo de libre comercio», dijo el mandatario en el citado escenario.

El embajador Navarro sostiene la posición de que los países que comparten frontera deben ser los primeros en entenderse. «La política exterior empieza con los vecinos», afirmó. Y agregó: «Hay que saber también que muchas veces al vecino se le culpa de todos los males o de las carencias que tiene uno».

Sentencia 168

El Embajador de la Unión Europea manifestó su interés en que una vez se conozca el proyecto de Ley de Naturalización y se apruebe, se resuelva el problema generado por la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional que desnacionaliza a una cantidad importante de descendientes de inmigrantes haitianos en el país.

Recordó que se reunió en octubre con el Presidente, junto con un grupo de embajadores de Estados miembros de la Unión Europea, y le expresó su preocupación por el impacto que la decisión del alto tribunal pudiera tener en personas que se consideran legítimamente

About hoy

Comentários no Facebook