El ministro de Agricultura dice encadenamiento del agro, la industria y el turismo es la clave para el desarrollo del país

SANTO DOMINGO.- El ministro de Agricultura, Luis Ramón Rodríguez, aseguró que el Gobierno del presidente Danilo Medina está creando la  base de la nueva era de desarrollo de la agroindustrial nacional, proceso que aseguró se consolidará cuando inicie sus operaciones el Banco Nacional de Desarrollo y de la Exportación.

Destacó que con la entidad bancaria el mandatario completará el nuevo esquema de financiamiento de los sectores productivos, el cual fortalecerá el encadenamiento de la agropecuaria con la industria y el turismo, lo que dijo transformará la base económica de la República Dominicana.

El coordinador del gabinete agropecuario oficial informó que la estructura de crédito propuesta por el gobernante, consta de tres fases fundamentales y que la última será la conversión del Banco Nacional de la Vivienda (BNV) en el Banco de Desarrollo y la Exportación, una entidad de segundo piso que constituirá la clave del financiamiento a largo plazo para la agroindustria local.

Sostuvo que dicha estructura financiera está integrada también por el Banco Agrícola, capitalizado por el Gobierno para que funcione como banco de primer piso, y el cual seguirá atendiendo a los productores que reúnen los requisitos que exige el sistema financiero.

Indicó que el tercer eje corresponde al Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA), el cual provee créditos solidarios a los pequeños y medianos productores que carecen de garantía.

 

 

 

Rodríguez aseguró que la política agraria del Gobierno está democratizando el crédito hasta punto que durante el 2013 se prestaron 33 mil 148 millones de pesos, una señal de que ha vuelto la esperanza de desarrollo para el campo dominicano.

Vaticinó que los planes del presidente Medina crearán los pilares para una nueva época de auge agroindustria, como aconteció en la década de los 80 cuando el país tenía mil 972 empresas industriales,  de las cuales mil 111, es decir el 56 por ciento, procesaban productos de origen agropecuario y  representaban el 70 por ciento del empleo del sector industrial.

El ministro de Agricultura dio la información al pronunciar la conferencia “Agregando Valor a la Agropecuaria”, dictada ante la membresía de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), a la cual asistieron decenas de empresarios y los directivos de la organización que encabeza Ligia Bonetti.

Rodríguez estuvo acompañado del asesor agropecuario del Poder Ejecutivo, Carlos Segura Foster; el viceministro de Producción, Luis Yangüela; el director del Instituto Dominicana de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF), Rafael Pérez Duvergé; el director de Ganadería, Bolívar Toribio, así como técnicos y funcionarios de Agricultura y de otras instituciones gubernamentales.

A la conferencia acudieron la ministra de Educación Superior, Ligia Amada Melo de Cardona; el senador Amílcar Romero; líderes agropecuarios, exportadores, agroindustriales y representantes de los diferentes sectores productivos del país.

El encuentro empresarial fue abierto por la presidenta de la AIRD, Ligia Bonetti, quien recordó una reflexión del  Ministro de Agricultura, cuando hace unos meses  expresaba “en la cultura nacional y la psiquis empresarial existe un freno mental que dice: no podemos… pero hemos demostrado que podemos y en muchos casos estamos siendo exitosos y lo estamos haciendo muy bien”.

 

 

La dirigente empresarial, al valorar dichas palabras, sostuvo que en uno de esos aspectos en donde estamos demostrando que podemos y que podemos hacerlo bien es, precisamente, la agroindustria.

 

RETOS

Sobre las acciones del sector agropecuario frente a los retos que imponen los acuerdos de libre comercio, el ministro Rodríguez dijo que se debe promover el crecimiento de las empresas que ofrezcan transformar los cultivos agrícolas en productos de mayor valor que puedan suplir la demanda de las cadenas de abastecimiento para los mercados locales, regionales y de exportación

Además, que se debe apoyar la reestructuración institucional en los sectores industriales y de servicios, así como de las instituciones del sector público relacionadas con la agricultura, a fin de facilitar el desarrollo de eslabonamientos ascendentes y descendentes entre la agricultura y los sectores industrial y de servicios.

Expresó que para seguir cosechando frutos y lograr la competitividad en el sector agropecuario, es necesario el encadenamiento productivo y asociativo con distintos sectores de la economía nacional.

Rodríguez consideró necesario focalizar los esfuerzos para recuperar la competitividad en el sector agropecuario.

El funcionario expresó que grandes empresas industriales dependen del sector agropecuario, en la que citó a procesadoras de tomates, tabaco, rones y cerveza, lo que requiere de procesos asociativos que permitan una economía de escala.

 

Afirmó que desde el ministerio de Agricultura se trabaja en la reconversión de cultivos de bajo valor y que requieren grandes extensión de terreno, por cultivos como frutas y vegetales, con gran  vocación exportadora.

Otro aspecto que destacó es el apoyo que da el Gobierno a los agricultores que producen para la exportación, los cuales aseguró son competitivos a nivel internacional.

En el caso del cultivo del cacao, manifestó que se hace un esfuerzo conjunto para incentivar la sinergia entre productores y comercializadores.

Dijo que uno de los retos del Ministerio es “doblar la producción de cacao para que se puedan exportar unas 100 mil toneladas al año, lo que generará divisa para el país y crearía más empleos para las zonas productivas”.

Rodríguez enfatizó sobre la necesidad de mejorar la calidad del empaque y la clasificación de los productos para incrementar la comercialización con el sector turístico.

 

 

 

 

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN Y RELACIONES PÚBLICAS

 

About hoy

Comentários no Facebook