La República

Dr. Secuestrado: ‘Lo más vergonzoso tener que decir que era gringo para que los haitianos me dejaran salir de mi propio pais” VIDEO

Santo Domingo.- Rabia, indignación y frustración fueron los sentimientos que embargaron al reconocido doctor Pedro Ureña, quien denunció que fue retenido el pasado sábado durante dos horas y media por una agresiva turba de ciudadanos haitianos que se manifestaban en la frontera.

Con un tono de impotencia el cardiólogo narró a EL DÍA cómo una gran cantidad de jóvenes impidieron que él y seis amigos terminaran la travesía turística interna que como es costumbre realizan en motocicleta.


“Fuimos atacados por un grupo de ciudadanos haitianos armados con armas blancas, chuchillos, machetes, punzones y hachas. Nos quitaron los motores, las llaves, los celulares y nos pusieron a un lado de la carretera junto con un grupo de dominicanos que estaban secuestrados desde hace tres horas”, explicó en una entrevista telefónica.

Pedro Ureña, cardiólogo intervencionista dominicano.

Ureña cuenta que a las 3:00 de la tarde cuando se desplazaban por la Carretera Internacional (recorrido que comprende desde Pedro Santana hasta Restauración) un grupo de haitianos los retuvieron en represalia porque la Policía le había quitado un motor a otros compatriotas en Dajabón.

El galeno dijo que los siete pudieron salir gracias a la solidaridad de un grupo de dominicanos que inventaron que los nuevos “secuestrados” eran extranjeros.

“No podíamos movernos ni salir tuvimos que quedarnos ahí porque hasta que no entregaran los motores ellos no nos dejarían salir, luego a uno de los dominicanos se les ocurrió decir que nosotros éramos americanos que no éramos dominicanos y gracias a Dios en base a eso pudimos salir”, manifestó.

El reconocido médico dijo que además de pensar en que habían perdido sus pertenencias los siete pudieron hasta perder la vida, ya que era un grupo “muy muy agresivo”.

Sin embargo, añadió que lo más difícil fue ver cómo dos militares dominicanos apostados en la frontera vieran cómo eran retenidos y no repelieran la acción.

“Lo más triste del caso es que habían militares dominicanos ahí que no hicieron absolutamente nada, la turba se empoderó, nos maltrató (empujones y amenaza), nos metieron en un sitio y los dos soldados se quedaron como si fuera algo normal”, lamentó.

Los amigos que le acompañaban son Jhonny Aquino Luis Andres Cordero, Oscar Valiente, Gilberto Ureña, Joaquin Anico y Diego Cordero, quienes aún no se han expresado.

“Quizás lo más vergonzoso para mí fue tener que decir que era americano para que me dejaran salir porque si decía que era dominicano me dejaban, en mi país yo tuve que hacerme pasar por una persona de otro país para poder salir esa fue la gota que rebosó la copa”, deploró.

Tras conocer el caso, el ministro de Defensa, Teniente General Rubén Darío Paulino Sem, ordenó una investigación para establecer las circunstancias en que actuaron militares de servicio en la Carretera Internacional que marca la frontera con Haití, cuando varios dominicanos fueron retenidos por nacionales haitianos.

El ministerio indicó que es necesario conocer las circunstancias en que ocurrieron los hechos denunciados porque la Carretera Internacional pertenece a ambos países, porque en esa franja de la frontera la línea divisoria está trazada por el centro de la vía.

Comentários no Facebook

shared on wplocker.com