La República

Dominicano mata haitiano dentro iglesia en Santiago De Los Caballeros

SANTIAGO.- Un joven dominicano armado de una pistola penetró la tarde de ayer a una iglesia cristiana del sector Rafey de esta ciudad, donde se congregan haitianos y mató de varios disparos a uno de ellos, molesto porque alguien expresó un comentario que no le agradó mientras intentaba poner en marcha un motor frente al templo religioso. La víctima fue identificada como Densy Casedus, de 26 años, quien residía en el sector Hato Mayor y laboraba en una empresa de alquiler de sillas y mesas. Falleció en pleno centro del local cristiano, al ser impactado por dos disparos mientras se desarrollaba un culto.

El crimen fue cometido por un joven de dicha barriada que todavía a media mañana de este lunes no había sido identificado ni detenido por las autoridades policiales.

De acuerdo a la versión de Gerard Berlu, pastor de la iglesia cristiana “Reformando”, donde ocurrió la desgracia, un grupo de sus compatriotas se disponía cerca de las 3:00 de la tarde de ayer a ingresar al templo, en el preciso instante en que un joven intentaba encender una moto.

Uno de los haitianos le recomendó que, si la motocicleta no podía ser puesta en marcha que la vendiera, lo que le molestó, originándose una discusión, en medio de la cual éste buscó un palo y agredió a algunos de los extranjeros.

Tras la intervención de otras personas la situación volvió a la normalidad y el dominicano se retiró del lugar, procediendo los haitianos a ingresar a la iglesia, pero ignorando que el joven minutos después regresaría armado de una pistola.

Tras destruir parcialmente una de las puertas, acompañado de un amigo logró ingresar y, tras preguntar por la persona que hizo el comentario que no le gustó, le dijeron que no estaba, por lo que entonces decidió dispararle a Casedus en la cabeza y el pecho.

El pastor Berlu dijo que la desgracia no fue peor porque el acompañante de quien hizo el disparo logró convencerlo de que no continuara accionando la pistola contra el grupo.

Esta mañana, decenas de haitianos marcharon desde la comunidad Rafey hasta el consulado de esa nación en esta ciudad, donde reclamaron al cónsul que interviniera en el caso, a fin de que el crimen de Casedus no quede impune.

Comentários no Facebook

shared on wplocker.com