Home / Opinión / Ciclón LGBT amenaza RD

Ciclón LGBT amenaza RD

Vinicio A. Castillo Semán
@VinicioSenador

No pocos dominicanos pusieron en duda la magnitud de la amenaza real que enfrenta hoy la República Dominicana en contra de los valores cristianos de vida y familia que hemos venido denunciando desde hace años.

Algunos decían que, al igual que en el tema haitiano, el supuesto peligro contra la familia y los valores cristianos era un invento de “los Vincho” y de la Fuerza Nacional Progresista, para procurar votos o simpatías en la población a base del miedo.

Todas esas calumnias e ignominias que hemos tenido que soportar, propaladas por grupúsculos aberrados, han caído abatidas por la realidad. La verdad que ha salido a fl ote con gran visibilidad. Ya hoy nadie en su sano juicio duda que en nuestro país existe una ofensiva externa sin precedentes, impulsada por el embajador norteamericano James Brewster y su pareja sentimental (esposo conforme a las leyes de los Estados Unidos), para imponer el aborto, el matrimonio gay, la educación sexual que promueve el homosexualismo y el lesbianismo en los niños y jóvenes.

La ofensiva exterior ha tomado la semana que recién culmina un impulso igualmente sin precedentes con dos hechos estremecedores: el primero, el anuncio de la conformación de la denominada Cámara de Comercio LGBT de República Dominicana, y el anuncio de la directora del Usaid, de que el gobierno de los Estados Unidos va a destinar un millón de dólares para la proporción de esos antivalores en la República Dominicana, incluyendo el fi nanciamiento de candidaturas en el actual proceso electoral.

Con relación a la Cámara de Comercio LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero) de la RD, es preciso resaltar que en nuestro país existen diversas Cámaras de Comercio y nunca en ninguna de ellas se le ha impedido a ningún ciudadano ser directivo o miembro por el hecho de su preferencia sexual. Paradójicamente, los que se quejan de prejuicios son en este caso los que procuran, con la creación de la Cámara gay, una segmentación de la sociedad dominicana, ejerciendo prejuicios contra el resto de la sociedad heterosexual. En cuanto al fi nanciamiento anunciado por la directora de Usaid del millón de dólares para las organizaciones gays y los candidatos que las apoyan, viene a confi rmar y a constituir una prueba inequívoca del ímpetu de la ofensiva extranjera por barrer los valores cristianos de vida y familia en la República Dominicana, contando con la genufl exión y pestilente servilismo de nuestro gobierno y clase política que le teme como el diablo a la cruz referirse a estos temas, y mucho menos asumir la defensa de la Patria de Duarte y los valores cristianos por la que fue forjada y con los que se ha desarrollado a lo largo del tiempo.

En cuanto al fi nanciamiento de los candidatos, hemos apoderado formalmente en nuestra condición de candidato a Senador del Distrito Nacional, a la Junta Central Electoral a los fi nes de que tomen una medida cautelar que impida a USAID canalizar recursos económicos a ningún candidato en la República Dominicana, sea de manera directa o indirecta, a través de las empresas que conformarán la Cámara de Comercio LGTB.

El artículo 3 de la Constitución obliga a la Junta Central Electoral a impedir una injerencia tan grosera y abierta como sería la fi nanciación de candidatos por parte de una agencia o gobierno extranjeros, lo que conforme al art. 55 de la Ley Electoral, se considerarían fondos ilícitos y, por lo tanto, constitutivos de delitos electorales, con sanciones penales en contra de aquellos candidatos que, de manera directa o indirecta, recibieran dinero en tales condiciones para sus campañas.

Y como si a los dominicanos nos faltara alguna circunstancia para salir de nuestro asombro sobre la fi ereza gay en conseguir sus propósitos en la República Dominicana, en las redes sociales circula uno de los actos más perversos e ignominiosos que he percibido en décadas: una foto del embajador de los Estados Unidos, acompañado de su pareja sentimental (el matrimonio gay está prohibido por la Constitución de RD), visitando escuelas públicas, sentados con decenas de menores de edad en un salón, con la foto de Duarte, Sánchez y Mella. ¿Cuál es el mensaje que el embajador y su pareja le quieren dar a los niños y niñas dominicanos con esos encuentros? ¿Que se pueden enamorar y en el futuro casar, cuando sean mayores, con sus compañeritos del mismo sexo? Que el embajador y su pareja sentimental quisieran ir a las escuelas públicas a dar mensajes conforme a sus creencias y a la legislación de su país, es una cosa; y otra muy diferente es que nuestro presidente Danilo Medina, nuestra Cancillería y nuestro Ministerio de Educación permitan una atrocidad asqueante como ésta. Promover de manera subliminal con este tipo de visitas el homosexualismo frente a menores de edad, es una grave violación a los derechos fundamentales de éstos, que sólo pueden, conforme a la Constitución, ser orientados sexualmente por sus padres, quienes tienen la tutela legal de los mismos y recibir en las escuelas la formación adecuada conforme a los valores cristianos de esta nación.

El embajador de EEUU “se está pasando en la República Dominicana”, dice el pueblo en las calles; está actuando, más que como embajador, como un activista gay, circunstancia que la propia Embajada norteamericana en el país negó y dio garantías no sucedería, cuando se anunció en los EEUU la nominación como nuevo Embajador de esa nación en el país.

El embajador Brewster “se está pasando”, como dice el pueblo, porque Danilo Medina, Gustavo Montalvo y Andrés Navarro se lo están permitiendo. Es nuestro gobierno el que tiene la falla fundamental de renuncia cobarde de la defensa del país y de sus valores cristianos; y es a él y a quienes lo dirigen, a quienes el pueblo dominicano tiene que enviarle una señal contundente de rechazo el próximo 15 de mayo.

De no hacerlo, estaríamos legitimando plebiscitariamente el barrir en urnas de los valores cristianos de esta sociedad. Si eso ocurriera, después que nadie se queje.

About hoy

Check Also

Joven dominicana ha intentado suicidarse varias veces por video porno subido a redes

Share this on WhatsApp NUEVA YORK: La dominicana Melani Abreu, de 22 años de edad, confesó …

Comentários no Facebook