Economía

Banco Mundial preocupado por deuda de RD, gobierno dominicano desmiente declaraciones

SANTO DOMINGO.- Un diferendo ha surgido entre el Gobierno de la República Dominicana y el Banco Mundial tras recientes declaraciones del representante de este organismo internacional, Alessandro Legrottaglie, sobre la política de endeudamiento de la Administración de Danilo Medina.

Legrottaglie consideró que el Estado dominicano debe tomar muy en cuenta el endeudamiento público “ya que está claro que esta tendencia va en alta”.

“Es muy importante que el país muestre esfuerzos para concluir la deuda”, señaló. (VER MAS AQUI)

Esa declaración fue calificada por el ministro de Hacienda, Donald Guerrero Ortiz, de “extraña y abstraída de todo análisis de sus causas, magnitud y características”.

Planteó que una prudente gestión de los recursos públicos manda a distribuirlos de forma equilibrada y sin poner en riesgo su sostenibilidad en el tiempo, y “eso es lo que ha hecho la actual administración del Estado dominicano”.

“Desde el Ministerio de Hacienda valoramos las opiniones y creemos en el debate de las ideas. Más aún cuando provienen de una institución que ha sido aliada estratégica para el país en su senda hacia el desarrollo. Sin embargo, en esta ocasión nos sentimos en la obligación de manifestar que no estamos de acuerdo con las apreciaciones realizadas que, por lo demás, no se sustentan en las informaciones disponibles y en los hechos contrastables”, declaró.

Aseguró que el nivel de endeudamiento del país no se encuentra entre los más altos de la región. Al cierre del año 2017, la deuda de República Dominicana se encontraba en alrededor del 39% del PIB, cuando el promedio regional era de 55.4%, precisó el ministro.

Puntualizó que el tamaño de la deuda tampoco es el principal indicador de riesgo de la República Dominicana. “El país ha logrado acceder y goza de la confianza de los mercados internacionales, lo que ha propiciado que tres agencias calificadoras de riesgo mejoraran su calificación durante los últimos tres años”.

Informó que en los últimos años se ha reducido la proporción de deuda en monedas extranjeras de un 84% en 2013 a un 74% a junio del 2018, (reduciendo la exposición a fluctuaciones en los tipos de cambio); mientras que alrededor del 88% está contratada a tasas fijas (con lo que el riesgo de aumentos de tasas de interés solo afecta marginalmente).

Agregó que las tasas de los bonos domésticos se han ido reduciendo sistemáticamente (de un promedio de 13% en 2013 a menos del 10% en 2018); el plazo de la deuda se ha incrementado de 7 a 9 años de 2013 a junio del 2018; se inició un programa de emisión de bonos globales en moneda local y se han realizado operaciones de manejo de pasivos que han permitido reducir el nivel y recomponer el perfil de la deuda.

“Es indiscutible que la República Dominicana mantiene un ritmo de crecimiento económico que la coloca entre las economías más dinámicas del mundo. En el período 2013-2017, la actividad económica medida por el PIB real creció a un ritmo de 6.1% promedio anual, tendencia que continúa en 2018”, recalcó.

Comentários no Facebook

shared on wplocker.com