La República

Abinader aboga reducción sustancial productos de primera necesidad

SANTO DOMINGO.- El aspirante a la candidatura presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, reiteró este lunes que de un eventual gobierno suyo bajará “sustancialmente” el precio de los alimentos y explicó la forma en que lo ejecutaría.

Dijo que para dar posibilidad a una reducción en el costo de la canasta familia, su gobierno aplicaría “un rígido control del sistema de importaciones y dándole un masivo apoyo financiero y técnico a los productores de alimentos:.

Indicó también que eliminaría “los factores estructurales que incrementan los precios, al tiempo de ejecutar el programa que ha denominado un Plan Nacional de Desarrollo Agropecuario.

“Un cambio sustancial será que mientras en el gobierno del PLD el Banco Agrícola sólo financia el 15% de la producción actual y, por ejemplo, no financia a los productores avícolas, la administración del cambio multiplicaría en un 300% ese financiamiento”, sostuvo al ser entrevistado en el programa “El Gobierno de la mañana”, de la Z 101.

Dijo que entre las medidas que realizará incluye la rehabilitación del Instituto de Estabilización de Precios para que cumpla su función social original y deje de ser un instrumento político, que es un costo más para el estado.

Agregó que parte de ese Plan Nacional de Desarrollo Agropecuario será sembrar el país de paneles solares, que sirvan para facilitar el trabajo y hacer llevadera la vida en los hogares de los campesinos.

“Los que quieran que la situación de los precios de la comida del pueblo, y las calamidades en que se desenvuelve la producción agropecuaria sigan como están, allá ellos, ahora, el que sabe que va actuar para cambiar esa situación, soy yo, las autoridades conocen las fórmulas para abaratar el costo de la vida y que nuestro pueblo no tenga que pagar una canasta alimenticia más cara que la de Estados Unidos y Europa, pero no hacen nada”, precisó.

Razón del desbalance

Expuso que ese desbalance se origina en situaciones estructurales como el encarecimiento de las importaciones, las trabas que se pone a los productores nacionales, como falta de financiamiento suficiente y oportuno y asesoría técnica adecuados, entre otros.

Ilustrando la forma en que las importaciones encarece rubros alimenticios que se producen localmente, Abinader se refirió al caso de las habichuelas, que son importadas a 19 pesos y vendidas a los consumidores a 65, la libra

de ajo, que son importadas a 30 pesos la libra, y vendidas al consumidor a alrededor de 250 pesos la libra.

Puso el ejemplo de un dominicano que se desempeña como ingeniero electromecánico en España, quien le dijo que gana de sueldo más o menos lo mismo que ganaría aquí en el país, sin embargo allá gasta la mitad de lo que le costaría la comida en la República Dominicana.

Comentários no Facebook

shared on wplocker.com